Tipos de minerales metálicos y no metálicos

Descubre algunos ejemplos de los principales minerales extraídos en Chile (resumen).


Minería no-metálica en Chile

La minería no metálica en Chile está basada principalmente en el yodo y el azufre, los cuales son útiles para el ser humano.

Yodo

La fuente de obtención es el agua de mar, las algas y salitre. El proceso de extracción es mediante el secado y quema de algas para tratar las cenizas y obtención de yodo. Se utiliza como antiséptico y fármaco. Colorante y revelador de las películas fotográficas.

Azufre

La fuente de obtención son depósitos volcánicos. El proceso de extracción en profundidad se usa el método de Frash y en superficie el método Calcaroni. Su utilización es en vulcanización de caucho, fabricación de papel, colorantes y en medicina.

Minería metálica en Chile

Nuestro país basa su economía en la explotación de recursos naturales para realizar las actividades económicas y poder satisfacer las necesidades básicas de la población. La minería metálica es fundamental en Chile, siendo el cobre, el hierro y el acero los minerales más importantes. Los principales metales obtenidos por la industria minera en Chile son:

Cobre

Se extrae desde minerales oxidados y sulfurados. Se obtiene puro a través de los procesos de lixiviación y flotación. Se utiliza para cables, ollas, en aleaciones para obtener latón, bronce y alpaca.

Molibdeno

Es un subproducto del cobre y se extrae de metales sulfurados. Se obtiene mediante procesos pirometalúrgicos e hidrometalúrgicos. Para producir aceros de alta resistencia a la temperatura y corrosión.

Hierro

Se encuentra en minerales combinado con fósforo y azufre. Se carga directamente en altos hornos si los niveles de impurezas son bajos. Se utiliza en la construcción de casas, rejas y automóviles.

Plata

Se extrae de distintos minerales o como plata libre. Se  pulveriza con una disolución de cianuro. Se utiliza en utensilios de cocina y joyería.

Litio

Se extrae de los solares. Se deja evaporar el agua para obtenerlo más saturado. Se utiliza en la industria farmacéutica, vidrio, cerámica, lubricantes y baterías.