Emisor y receptor

Te invitamos a conocer los conceptos de emisor y receptor, elementos que forman parte del proceso comunicativo; sus características e implicancias en el lenguaje.


El proceso comunicativo

Cuando nos comunicamos, entran en juego seis factores que permiten que nos expresemos, nos entendamos y logremos elaborar una respuesta. Ellos son: emisor, mensaje, receptor, canal, contexto y código. Hoy nos centraremos en la figura del emisor y del receptor.

El emisor

Es quien envía un mensaje a otro u otros, con una intención comunicativa, utilizando un código compartido con el receptor y, en un contexto determinado.

Características del emisor

Las características del emisor son las siguientes:

  • Puede comunicarse por vía oral o escrita.
  • Puede expresar sus ideas para un destinatario público o privado.
  • Cambiará su nivel de habla dependiendo de su relación con el destinatario, es decir, si es simétrica o asimétrica.
  • En él, reside la función emotiva o expresiva del lenguaje, pues tiene la misión de manifestar su mundo interior al destinatario.
  • Es el autor de textos narrativo, poéticos, periodísticos, argumentaciones, descripciones y exposiciones.
  • Según sea su intención comunicativa, puede informar, narrar, argumentar un punto de vista, solicitar, etc.
  • Cada vez que elabora un mensaje, realiza un acto de habla, dependiendo de la intención comunicativa que posea. Estas pueden ser: directas e indirectas; así como también: compromisorias, asertivas, directivas, expresivas o declarativas.
  • Cada vez que elabora un mensaje, ya sea oral o escrito, lo hace, construyendo oraciones, las que -dependiendo de su emoción e intención- pueden ser expresivas, dubitativas, exclamativas, interrogativas, afirmativas, exhortativas o negativas.

El receptor

El receptor o destinatario, es quien recibe el mensaje enviado por el emisor y tiene la responsabilidad de entregar una respuesta. Esta, puede ser oral o escrita y además, puede ser verbal o no verbal. Una acción, también, es considerada un modo de respuesta.

Características del receptor

Entre las características del receptor encontramos que:

  • al momento de elaborar una respuesta, se convierte inmediatamente, en un emisor. Por este motivo, se dice que el proceso de la comunicación es circular. Vuelve a empezar, cada vez que alguien emite un nuevo mensaje.
  • Puede expresarse de forma oral o escrita, pero su elección depende en gran medida, del modo en que el emisor envió su mensaje.
  • Ajustará su nivel de habla, dependiendo del que ha utilizado el emisor.
  • En él reside la función del lenguaje apelativa o conativa, pues es el encargado de entregar una respuesta al emisor.

¿Cómo se elabora, un mensaje eficiente?

Cuando eres emisor, se realiza un proceso neurolingüístico que funciona de forma automática y espontánea, es de decir, sucede, aunque no pienses en los elementos que hemos mencionado anteriormente. Pero si quieres elaborar un mensaje intencionado, planificado y organizado; lo que debes hacer, es tomar, las siguientes decisiones:

1. ¿Vas a comunicarte con uno o varios receptores?

2. ¿Cuál es tu contexto de emisión?

3. ¿Qué relación posees con tu receptor? ¿Es una relación de cercanía?

4. ¿Qué nivel de habla debes utilizar, dada tu relación con el receptor al cual te dirigirás?

5. ¿Cuál es la intención comunicativa en la que se centra tu mensaje?

6. ¿Qué tipo de texto, oral o escrito, es el que vas a seleccionar, en base a tu intención comunicativa?

Ejemplo de mensaje

A continuación, te presentamos una ejemplificación del proceso mencionado anteriormente; para finalizar, luego,  con la elaboración del mensaje.

1. El emisor se comunicará con un receptor.

2. Debe ir a una entrevista de trabajo.

3. Posee una relación de lejanía con el receptor, es decir, asimétrica.

4. Debe utilizar la norma culta – formal.

5. Su intención comunicativa es la de solicitar un trabajo, debe convencer al receptor para adquirir el puesto vacante.

6. Va a seleccionar un texto oral, de tipo argumentativo.

El mensaje a elaborar, podría ser el siguiente:

Buenas tardes, me presento ante Ud. en esta entrevista, debido a mi gran interés por pertenecer al staff de la empresa que Ud. encabeza. Me caracterizo por ser una persona responsable, trabajadora y puntual. Tengo grandes habilidades de liderazgo, en especial, para dirigir equipos multidisciplinarios. Si ud. me selecciona no se arrepentirá.