La Morsa

Conoce más sobre la morsa, su hábitat, contextura, qué comen y cómo se reproducen.


Nombre científico: Odobenus rosmarus

¿Cuál es el hábitat de las morsas?

Las morsas habitan la zona comprendida en el círculo polar ártico (hemisferio norte, territorios más norteños de Groenlandia, islotes canadienses, Alaska, extremo norte de Rusia, islotes europeos en posición ártica). Realizan gran parte de sus vidas en el agua, por lo que se les considera de hábitats acuáticos, aunque se les suele encontrar reposando en tierra firme en los lugares ya señalados.

¿Cómo son físicamente las morsas?

Morfológicamente, las morsas variarán de acuerdo a la presencia de 3 subespecies en lo que respecta a su masa corporal y dimensiones, pero comparten una anatomía similar; la subespecie más grande corresponde a las morsas del Pacífico (O. rosmarus divergens) con una masa corporal máxima de 1700 kg y un tamaño corporal máximo de 3,5 m aproximadamente, seguidas por las morsas del Atlántico (O. rosmarus rosmarus) con una masa corporal máxima de 1500 kg y un tamaño corporal relativamente menor al de su pariente del Pacífico, y finalmente la morsa del mar de Laptev (O. rosmarus laptevi), con tamaño y masa corporal menor. Las 3 especies poseen pieles gruesas y abundante pelaje adaptado a la vida acuática, excepto en las aletas. Poseen grandes colmillos (machos y hembras), los que sobresalen de sus hocicos y se vuelven el carácter más distintivo de estos animales a simple vista.

¿Qué comen las morsas?

Su dieta está basada fundamentalmente en almejas y otros bivalvos, por lo que posee hábitos alimenticios de tipo carnívoro; también se ha documentado que ingieren invertebrados, como gusanos marinos, gastrópodos, pequeños cefalópodos e incluso peces.

¿Cómo se reproducen las morsas?

Tanto machos como hembras alcanzan la madurez sexual entre los 6 y 9 años de haber nacido, teniendo una esperanza de vida estimada en 40 años como máximo. Si bien los machos maduran sexualmente a la par con las hembras, estos no logran reproducirse con ellas hasta los 15 años aproximadamente, cuando su dimorfismo sexual está concluido (desarrollo de caracteres sexuales secundarios de macho, entre los que se encuentran nódulos especializados de la piel, ausentes en la hembra). El apareamiento ocurre siempre en el agua, al cabo del cual la hembra, una vez se preña, se mantiene en tiempo gestacional por unos 11 a 15 meses aproximadamente: la gran oscilación de este periodo gestacional radica en que al momento de ocurrir la fecundación del ovocito de la hembra, este permanece en dormancia, hasta encontrar las condiciones necesarias para la activación del desarrollo de la cría de morsa, con plazo límite 15 meses de dormancia. Las crías una vez nacidas son amamantadas por casi 2 años, y dependen del cuidado materno hasta 5 años. Existe un gran cuidado materno hacia las crías.

Generalidades

Las morsas ocupan un sitial religioso en culturas como los inuit (esquimales), siendo representativas de abundancia para su pueblo. Esto va más allá de una mera representación alegórica, ya que a partir de estos animales, los inuit obtienen carne y pelaje, además de la materia prima encontrada en los fuertes huesos de las morsas para fabricar construcciones alternativas y/o complementarias a los tan tradicionales iglú fabricados por este pueblo. En algún momento de la historia, las morsas fueron fuertemente cazadas por su piel, de la cual se fabricaban finos abrigos, lo que llevó a la reducción de su población a niveles críticos; actualmente debido a la regulación de la caza de las morsas, este número poblacional se ha visto recuperado, no siendo hoy en día una especie amenazada.

Tabla resumen:

Nombre común Morsa
Nombre científico Odobenus rosmarus
Grupo (Subfilum) Vertebrata (vertebrados)
Clase Mammalia (mamíferos)
Ubicación geográfica Círculo polar ártico.