Las aves

Conoce el mundo de las aves, su historia evolutiva, datos curiosos de su fisiología, forma de vida y diversidad de animales que forman parte del grupo.


Generalidades

Las aves son animales que se habrían originado hace unos 150 millones de años atrás (Jurásico) a partir de dinosaurios carnívoros, de los cuales se diversificaron. Son animales de “sangre caliente”, es decir que a diferencia de sus ancestros evolutivos reptilianos, son capaces de controlar su temperatura corporal por medio de mecanismos de equilibrio interno u homeostáticos. Son tetrápodos, es decir poseen cuatro patas, de las cuales dos (las traseras o posteriores) usan para saltar, caminar o posarse, mientras que las otras dos (las delanteras o anteriores) están adaptadas para volar, a pesar de que no todas las aves actualmente vuelan. Una de las características adaptativas de este grupo recae en la existencia de plumas, las cuales son una adaptación al vuelo y a la mantención de la temperatura corporal. Poseen un pico córneo (duro) sin dientes y para su reproducción ponen huevos coriáceos (duros) los cuales a diferencia de los huevos de los reptiles, son incubados generalmente por las hembras hasta el momento de la eclosión de los polluelos, dejando entrever la aparición explícita de cuidado parental en estos animales.

Historia evolutiva del grupo

La historia evolutiva de las aves es compleja y muy difusa, existiendo varias teorías que intentan explicarla: lo más acertado respecto de la filogenia de las aves es que han diversificado a partir de dinosaurios pterópodos (es decir, bípedos y carnívoros). Una teoría explicativa plantea que las aves diversificaron directamente desde un grupo llamado “arcosaurios”, junto con los dinosaurios, mientras que otra teoría plantea que las aves diversificaron desde los dinosaurios, y que estos lo hicieron desde los arcosaurios, sugiriendo que las aves son un grupo mucho más nuevo en nuestro planeta. Esta última teoría evolutiva es la más aceptada actualmente por la comunidad científica.  Las aves diversificaron durante el Cretácico, aunque gran parte de los grupos retuvieron características ancestrales como alas con garras y picos con dientes (aunque esta última adaptación desapareció completamente en las especies actuales). En la actualidad la cladística de las aves está dada por:

  • Paleognathae: en este grupo se encuentran las avestruces (Struthionioformes) y tinamúes o perdices (Tinamiformes), modelo evolutivo más antiguo existente en la actualidad.
  • Neognathae: este grupo se subdivide en Galloanserae (a su vez dividido en Anseriformes y Galliformes, grupos que reúnen a patos, gansos y ocas por un lado, y a gallos y gallinas, por otro) y en los demás grupos de aves denominados “Neoaves”, dentro de las cuales el orden más diversificado corresponde a Passeriformes, grupo de las aves “cantoras”.

Fisiología de las aves

Las aves son un grupo de animales que poseen una anatomía muy singular respecto de los otros grupos de animales, ya que éstas son los únicos animales vertebrados capaces de volar (salvo los quirópteros, mamíferos adaptados al vuelo). El esqueleto de las aves está conformado por huesos huecos que permiten reducir el peso al momento del vuelo y aumentar la aerodinamia de sus planes corporales, presentan además, a nivel torácico, costillas que están unidas por medio de conexiones intercostales y un esternón modificado como quilla, que permite “cortar” el aire durante el vuelo y un mayor área de inserción muscular para la musculatura que permite la movilidad alar durante el vuelo. Las patas de las aves están dotadas generalmente de cuatro dedos (las hay algunas con solo dos, pero son minoría) dispuestos en diferentes posiciones dependiendo de los hábitos ecológicos de éstas (depredadoras de animales, herbívoras, nadadoras, zancudas, etcétera). Poseen un sistema digestivo dotado de un buche, el cual es una adaptación esofágica donde almacenan el alimento ingerido y una molleja, adaptación estomacal donde almacenan pequeñas piedrecillas que sirven como dientes (de los cuales carecen en sus picos) y que permiten la molienda del alimento. Son animales capaces de regular sus temperaturas corporales independiente del ambiente, es decir son homeotermos. El sistema respiratorio está dotado de sacos pulmonares que se conectan a los huesos, permitiendo así que la aireación del cuerpo no solo oxigene la sangre, sino que además permita la flotabilidad aérea de estos animales durante el vuelo. Poseen además un sistema circulatorio doble dotado de un corazón tetracameral, igual que en los mamíferos.