John M. Keynes

Conoce la vida y obra del economista inglés John Maynard Keynes.


Keynes fue uno de los economistas más emblemáticos del siglo XX, desarrollando una extensa bibliografía destinada a resolver asuntos económicos. Su teoría economía, aplicada por muchos países del mundo, permitió recuperar la estabilidad económica perdida.

Antecedentes y participación política

John Maynard Keynes nació el 5 de junio de 1883 en Cambridge, su padre fue John Neville Keynes. Recibió educación den Eton y estudió en la Universidad de Cambridge. Tomó la decisión de continuar con economía gracias al consejo de Alfred Marshall. Una vez finalizados sus estudios ingresa  a trabajar al Ministerio de la India. Poco tiempo después ingresa con el cargo de profesor de economía al King’s College de Cambridge, función que cumpliría hasta el día de su muerte.

En 1916, se incorpora al Tesoro Británico ocupando diversos cargos incluyendo la representación de esta institución en la Conferencia de Paz de Paris, sin embargo, dimite en 1919 por diferencias con las medidas reparatorias impuestas a Alemania. Frente a esta situación, Keynes se mantuvo reticente debido a que, a su juicio, las consecuencias de las condiciones impuestas provocarían la ruina de Alemania, lo que afectaría el resto del mundo.

Tras su retorno a Cambridge, ejerce labores como docente y otras actividades ligadas al mundo de los seguros e inversiones. Mantuvo una postura opuesta al retorno al patrón oro y la política deflacionista sostenida por el gobierno. De 1911 a 1944, cumplió funciones como director de la revista “Economic Journal”, donde participó en la elaboración de diversos artículos.

En 1944, lideraría la delegación británica de la Conferencia de Bretton Woods, de la cual surgió el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Teoría Keynesiana

Keynes sostuvo que si la economía experimentaba una disminución de la demanda, el Estado debía  aumentar el gasto para contrarrestar los efectos de la caída del consumo privado, de este modo, evitar las consecuencias provocadas por la recesión y el desempleo. La pérdida generada por el fuerte gasto estatal sería recuperada una vez que la economía recupere el crecimiento, iniciando una etapa centrada en el ahorro.

Para Keynes, el rol del Estado en el control de la economía es central, ya que gracias a su intervención se evitaría el colapso frente a crisis económicas. Gracias a la teoría desarrollada por Keynes, se fundó una nueva rama de la economía denominada macroeconomía, cuyo foco central es analizar las relaciones entre los grandes agregados de la renta nacional.

La revolución keynesiana prontamente influyó la academia y las políticas económicas de las naciones, transformándose en una real ortodoxia aplicada con gran fuerza a partir del término de la II Guerra Mundial. Su teoría, permitió recuperar la estabilidad al sistema económico y recibió el beneplácito de sectores conservadores, liberales y socialdemócratas, quienes vieron con buenos ojos la participación estatal y el fortalecimiento del sector público.

Principales Obras

Keynes desarrolló una vasta bibliografía mediante estudios que analizaban y proponían soluciones, siempre en respuesta a las complicaciones que surgían en torno a asuntos económicos. Entre sus principales obras destaca “Teoría general del empleo, el interés y el dinero” (1936). A Inicios de la II Guerra Mundial escribe  “Cómo pagar la guerra” (1940), en consonancia a su profunda preocupación que esta coyuntura le generó.

Otras grandes obras de Keynes son “Las consecuencias económicas de la paz” (1919), “Las consecuencias económicas del Sr. Churchill (1925), “El final del laissez-faire (1926).

A lo largo de su vida, Keynes cultivó la cultura, siendo un hombre erudito y humanista. Poseía capacidades oratorias y logró influenciar a intelectuales y artistas, con quienes ejerció una labor de mecenas. Independiente de su activa labor en la política y economía internacional, desarrolló eficaces negocios que le permitieron hacerse de una importante fortuna.

El prestigio mundial alcanzado con su teoría económica le valió la obtención del título de Barón en 1942, otorgado por el rey Jorge VI, cuyo nombramiento le permitió ingresar a la Cámara de los Lores. Keynes Falleció en Firle, el 21 de abril de 1946.