María Luisa Bombal (1910-1980)

María Luisa, fue la hija mayor del matrimonio formado por Martín Bombal y Blanca Anthes Precht. Nació en Valparaíso el 8 de junio de 1910.


Bombal, una de las escritoras chilenas más importantes del siglo XX, desde muy pequeña mostró interés por la lectura, fascinándose con los cuentos que le leía su madre de autores como Hans Christian Andersen y los hermanos Grima. A la edad de 8 años, escribió sus primeros poemas: A la luna, a un canario y unos versos que elogiaban los copihues blancos.

Inició sus estudios en el Colegio Monjas Francesas, pero al morir su padre el año 1923, su madre decide viajar a París, ingresando de esta forma al colegio del Convento de Notre-Dame de l Assomption y luego al Colegio Sainte Genevieve. Sus estudios en Licenciatura en Filosofía y Letras, los realiza en la Facultad de Letras de La Sorbonne.

Regreso a Chile

María Luisa regresó a Chile en 1931, donde conoce a Eulogio Sánchez Errázuriz, un joven de 28 años, amigo de la familia, con quien inicia una relación amorosa que la marcaría toda la vida. En 1933, luego de una separación obligada de Errázuriz, parte a Buenos Aires invitada por el entonces cónsul y amigo, Pablo Neruda. En el país trasandino, participa del movimiento intelectual de la época, reuniéndose con los escritores integrantes de la revista Sur.

En Buenos Aires conoce a importantes escritores como José Luis Borges, Leopoldo Marechal, Victoria Ocampo y al pintor Jorge Larco, con quien se casa en junio de 1935. Esta nueva relación de María Luisa tampoco duraría mucho, llegando a su fin en enero de 1937, donde se inicia un escandaloso juicio de divorcio.

Inicio de su Carrera

A comienzos del año 1935 inicia su carrera literaria, publicando su primera novela La Ultima Niebla, la cual fue reconocida por la crítica bonaerense como una de las obras más talentosas de la escritura femenina.

En 1938, lanza su obra La Amortajada, calificada como la más importante de su carrera, pero que en Chile sólo vendría a editarse en 1942.

María Luisa vuelve a su patria en agosto de 1940, trayendo consigo los manuscritos de “El árbol” y “Las islas nuevas”, sin embargo, su tranquilidad no duraría mucho. Al año siguiente fue encarcelada por haber intentado asesinar a su antiguo amor, Eulogio Sánchez, teniendo que estar cuatro meses en la cárcel. Obtuvo la libertad provisional el 4 de abril de 1941. El 21 de octubre siguiente fue absuelta definitivamente.

A fines de 1941, la Editorial Nascimento publica por primera vez en Chile La Ultima Niebla y La Amortajada. Con esta última, María Luisa obtiene el “Premio Municipal de Novela 1942”.

Difíciles días en estados Unidos

En 1944 se va a Estados Unidos, donde vive por más de 20 años. En un comienzo estuvo muy sola, cayendo en el alcohol. Luego, conoce a Fal de Saint Phalle, un francés, con quien se casa en abril de 1944 y juntos tienen una hija, a la que llaman Brigitte, mismo nombre de la protagonista de la segunda novela de Bombal. Con Fal comparte 27 años de matrimonio.

Durante esta época María Luisa sigue escribiendo. Publica su novela La historia de María Griselda y, trabaja para la UNESCO. Pese a llevar varios años fuera de Chile, nunca renuncia a su pasaporte, lo que restringió sus posibilidades de recibir premios en los países donde había desarrollado gran parte de su carrera.

Definitivamente en su Patria

Volvió a Chile en varias ocasiones. En diciembre de 1969, muerto su marido, parte a Buenos Aires, donde estuvo hasta 1973. Ese año, vuelve a su patria para quedarse de manera definitiva.

El año 1976, publica su obra inédita La historia de María Griselda, con la cual obtiene el Libro de Oro entregado por la Agrupación de Amigos del Libro.

En 1977 se le otorga el Premio Academia 1976, por su adecuado uso del idioma castellano.

El 28 de enero de 1978 el Ministerio del Interior dicta un decreto mediante el cual se le entrega una pensión de gracia, en consideración a su gran aporte a la cultura. A fin de ese mismo año, recibe el Premio Joaquín Edwards Bello, dedicado a los grandes literarios de la V Región.

Su sufrimiento y adicción al alcohol terminaron por debilitar su salud. María Luisa Bombal muere sola, víctima de un coma hepático, en una sala común del hospital Salvador el día 6 de mayo de 1980, sin haber obtenido el Premio Nacional de Literatura.