Vincent Van Gogh (1853-1890)

Vincent Van Gogh (1853-1890), pintor holandés, hijo de un pastor protestante, tuvo cinco hermanos.


Con uno de ellos, Theo, mantendría durante toda su vida una relación muy cercana.

En 1869 empezó a trabajar en una distribuidora de arte. En 1887 comenzó sus estudios religiosos y entre 1878 y 1880 fue un evangelista en la Borinage, una zona pobre en Bélgica. Fue ahí donde decidió convertirse en artista.

Van Gogh admiraba la obra de Jean François Mollet y la de Honoré Daumier. Vivió en Bruselas y en varios lugares de los países bajos, antes de mudarse a París en febrero de 1886, donde se encontraba su hermano Theo.

Gracias a su hermano conoció a Pissarro, Seurat y Gauguin, pintores que tendrían influencia en la tendencia que tomaría la pintura de Van Gogh, con gran interés por el color y la naturaleza.

Luego el pintor se traslada a la ciudad de Arles y es ahí donde su obra toma un carácter expresivo importante, mostrando su estado de ánimo y mental.

Arrienda una casa donde recibe a otros artistas. De hecho, Gaugin pasaría allí dos meses. Fue en 1888 cuando Van Gogh sufre su primera crisis mental durante la cual se corta parte de su oreja izquierda.

Al año siguiente ingresa al hospital psiquiátrico de Saint-Rémy-de-Provence. Permaneció allí un año, tiempo en el cual se repitieron sus ataques mentales y es por eso que decide trabajar dentro del mismo hospital.

Durante este tiempo y dada la tristeza en que se hallaba sumido Van Gogh, surge un estilo diferente al de Arles. Su estado de ánimo no mejoraba y en mayo de 1890 se traslada a Paris a visitar a su hermano Theo. Este le recomienda viajar a Auvers-sur-Oise, donde se sometió a un tratamiento con el doctor Paul-Ferdinand Gachet, quien además era un aficionado a la pintura.

Allí retrato el paisaje del pueblo y a sus habitantes. Ahora, su pintura era mas expresiva y con colores mas fuertes.

Aunque su doctor lo daba por curado, Van Gogh seguía en un estado depresivo y, motivado además por su fracaso profesional, el 27 de julio de 1890 se dispara en el pecho, lo que le provocó la muerte dos días después.

Algunas de sus obras más conocidas son:

  • Los comedores de patatas, 1885

  • Doce girasoles en un jarrón, 1888

  • La noche estrellada, 1889

  • La habitación de Vincent en Arlés, 1889

  • Autorretrato, 1889

  • La catedral de Auvers-sur-Oise, 1890