Caza de Ballenas
10

Print Friendly

Ensayo sobre la caza de Ballenas, con datos y citas.

La caza de ballenas

Las Ballenas pertenecen al orden de los cetáceos, animales de sangre caliente que viven en el mar. Existen tanto las ballenas con barba (misticetos) y las que poseen dientes (odontocetos). Todas ellas tienen un tamaño bastante considerable y existe una gran diversidad que puede ser en la forma o en el hábitat, en la actualidad existen alrededor de cuarenta tipos de Ballenas. Los cetáceos se caracterizan por ser uno de los animales mas móviles, es decir, se encuentran en constante traslado, sobretodo con el cambio de las estaciones.

La caza de Ballenas comenzó como parte de un mercado alimenticio, su carne rica en proteínas era bastante requerida. Además estaban los esquimales, quienes utilizaban tendones, huesos y piel para fabricar distintos elementos del diario vivir, y usando la grasa para producir algún tipo de alumbramiento. Con el correr de los años cada vez se hicieron mas requeridos los productos derivados de estos cetáceos. Ya en el siglo XIX la caza de Ballenas se vio incrementada, lo que llevó a la comercialización de subproductos como el jabón, algunos cosméticos, perfumes y pinturas, extendiéndose este uso a lujos tales como corsés, abanicos o raquetas de tenis.

Ciertamente la caza de las Ballenas fue bastante indiscriminada ya desde la Edad Media, llegando a un punto donde estos mamíferos estaban en inminente peligro de extinción. Fue necesario entonces regular la caza de las Ballenas. En el año 1948 se logró por fin llegar a un Convenio Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas, luego de anteriores fallidos intentos que realizó la Sociedad de Naciones sobre el tema.

El Convenio Internacional pata la Regulación en la Caza de Ballenas dejaría a cargo de este control a la “International Whaling Commission”. Esta organización fue fundada por el Dr. Roger Payne en el año 1971, y dejada a cargo en el control de la caza en el año 1946. El doctor Payne ha liderado durante casi treinta décadas la investigación tanto científica como conservacionista de esta especie, buscando soluciones a la amenaza constante en que viven las Ballenas.

El propósito original de la convención fue regular los “stock” de ballenas y por lo tanto proveer la caza apropiada de estos cetáceos a las industrias balleneras. En el año 1978 se aprobaría una moratoria, que consiste en la detención de todas las actividades de la industria ballenera y que sólo permitiría la caza por asuntos científicos, situación de la que algunos países se aprovecharían escudándose en el argumento de la investigación científica y continuarían con la matanza. Actualmente la industria Ballenera es liderada por Japón, país que desplazó en el siglo XIX a industrias como la norteamericana y la inglesa. Así como en Japón la caza continua siendo efectiva en países como Alaska, Noruega e Islandia.

En la Actualidad

El tema de la caza de Ballenas sigue presente en la Actualidad. Sólo este año el tema ha hecho noticia importante dos veces, lo que ha levantado una conciencia de la sociedad sobre el tema.

Este año se realizó la sesión anual de la Comisión Ballenera Internacional en Saint-Christophe y Niévès, en el Caribe, del 16 al 20 de Junio. En esta sesión se produjeron hechos bastante inquietantes con respecto a la caza de Ballenas.
La Comisión Ballenera Internacional esta compuesta en al actualidad por 70 países, la participación en esta comisión esta abierta para cualquier país, los que pueden adherirse siempre y cuando paguen la membresía anual, que además les permite el derecho a voto sobre las decisiones que tomen.

Por un lado están los países conservacionistas, entre ellos, Chile, Argentina, Estados Unidos y Australia, entre otros, y en el lado opuesto está Japón y una serie de países que se le unen en la causa por motivos bastante dudables.

Este año el conflicto alcanzó nuevos términos, ya que de manera histórica se sucedieron diferentes hechos que podrían acabar con la moratoria a la caza de ballenas durante los próximos años. Como ya dijimos la caza de las ballenas se comenzó a regular por esta comisión y en el año 1986 se impuso una efectiva moratoria que excluía a la investigación científica. La caza comercial de estos cetáceos ha permanecido detenida durante estos años.

Japón ha sido el país líder en la caza de ballenas, y es por eso que para ellos es central reimponer la caza comercial de ballenas, y acabar con los santuarios que existen, como el de la Antártica, o Austral. Este año los japoneses ejercieron ciertas presiones, o mas bien, ofrecieron a países miembros de la Comisión ciertos “programas de financiamiento pesquero”, con lo que lograron obtener una mayoría consistente en 33 votos a favor y 32 en contra, mas una abstención. Sin embargo este triunfo no debiese significar una modificación inminente en las tareas de la Comisión con respecto a la detención de la caza comercial, ya que para hacer efectiva esta resolución de bajar la moratoria se necesita que los tres cuartos voten a favor de ello, es decir el 75% de los miembros de la comisión. Sin embargo esta “victoria” hace cambiar un poco el panorama con respecto a la actual situación y lo que se pueda producir en sesiones futuras sobre el fin de la moratoria.

Argumentos a favor:
Los principales argumentos a favor que se presentan sobre el fin de la moratoria han sido bastante repetitivos durante las ultimas sesiones, y probablemente sean los mismos en los años posteriores. Japón se ha caracterizado por tener argumentos bastante “especiales” sobre el tema, y que además cuentan con poco sustento.

-Las ballenas son como las “cucarachas de los mares”, refiriéndose a las ballenas como depredadoras de las costas de peces de los pequeños países.
-”El uso de las ballenas contribuye a reducir la pobreza” parte de la declaración de la CBI y además
– que “no hay otra necesidad que justifique mantener la prohibición de la caza comercial de ballenas”, refiriéndose a argumentos que tienen que ver con que las ballenas ya no estarían en peligro de extinción, ya que en estos veinte años de moratoria han superado esos problemas.

Según los Japoneses y Noruegos, la moratoria debiese de ser levantada porque económicamente favorecería a los países menos desarrollados a) porque dejaría de “comerse” a los peces de sus costas, por lo tanto fortalecerían la industria pesquera, sin esos grandes “depredadores” y b) porque aportaría potencialmente nuevas áreas de desarrollo económico, en general a toda la sociedad.
Estos argumentos cuentan con poca base para sustentarse, así existen otras visiones que plantean sobre un inminente fin de la moratoria.

Argumentos en contra:

Ciertamente las Ballenas son un grupo de cetáceos que durante siglos han recibido una carga de factores que han impedido una natural reproducción, llevándolos a estar en peligro de extinción hasta hoy en día. Factores tanto ecológicos como humanos han hecho casi desaparecer a esta especia, que hoy nadie quiere que desaparezcan de la historia.
-“Las naciones balleneras sostienen la falsa noción de que estos cetáceos consumen demasiados peces, al grado de amenazar la seguridad alimentaria de los países costeros. La aprobación de semejante resolución es una burla a la credibilidad de la Comisión Ballenera Internacional. Es como si culpáramos a los pájaros carpinteros de la deforestación “afirmó Alejandro Olivera, coordinador de la campaña de océanos de Greenpeace México. Sobre la poca base científica que tienen las argumentaciones presentadas por Japón.

-“No se sabe todavía con exactitud, excepto en el caso de la ballena gris del Pacífico, cuál es el tamaño de la mayoría de las poblaciones y sólo se tienen estimaciones. En consecuencia, y como resultado de la reducción drástica que han sufrido las especies comerciales y de la falta de conocimiento por parte de los científicos del comportamiento y la biología de las ballenas”, por lo tanto tratar de bajar la moratoria sobre cifras desconocidas de la población de las Ballenas, podría llevarlas a su total exterminio.

La moratoria no puede, por tanto, ser levantada, ya que mientras no exista un control real de la cantidad de cetáceos que existen en nuestro océanos, toda práctica pudiese ser incierta. Además hay que considerar que ya no sólo son los factores de caza los que ponen en peligro la existencia de estos grandes mamíferos.

Durante los últimos años se han realizado una serie de estudios, donde se ha observado qué factores serían los que están haciendo encallar comúnmente a las Ballenas en las costas.

Uno de estos factores hizo noticia en los últimos días. Se ha comprobado científicamente que los sonares marinos emiten ciertas ondas muy poderosas que desorientan a las Ballenas lo que los llevaría incluso a situaciones como el varamiento y por lo tanto su muerte. En general existe conciencia de la necesidad del conservación de las Ballenas y es por ello que el día martes 4 de Julio, una Jueza de los Estados Unidos ordenó a la marina detener el uso de estos sonares. “El problema de la contaminación acústica que provocan los sonares marinos ocurre en la mayoría de los océanos del planeta, por lo que es necesario abordar este asunto en toda su extensión”, los sonares marinos incluso pueden causar daño interno a los órganos de las Ballenas durante estas actividades submarinas.

Esta victoria significó un importante paso en la conservación de la especie. Medida que pudiese ser temporal y de muy corto plazo, pero que sin embargo abre el debate sobre un problema de conciencia internacional, no podemos llevar a esta especie a un exterminio total, sin contar otros factores como la contaminación marina que están colaborando con el fin de esta especie.

El debate actual sobre las Ballenas, tiene que ver con proveerles un medio seguro para su vida y reproducción, estas medidas podrían verse tremendamente afectadas si estas prácticas (como la caza o el uso de sonares) no son inmediatamente acabadas. Todos estos factores convocados, y muchos más, podrían acabar con esta especie de cetáceos en menos de lo esperado.

En algunos países han surgido alternativas, como el Turismo “Avistamiento de Ballenas”, que incluso se realiza en Chile, país caracterizado por ser conservacionista. Esta alternativa turística que se realiza al sur de nuestro país esta dejando ganancias millonarias, y se trata de ampliar como vía comercial del uso de las Ballenas, sin la necesidad de cazarlas.

Hay que tomar conciencia del problema, y darnos cuentas que el debate no es sólo de la comisión, sino de todos. Lamentablemente los medios difusivos de los conservacionistas no son suficientes para alertar a la población de esta situación, sin embargo, gracias al alcance que ha tenido este debate en la prensa, puede causar un propicio interés sobre el tema. Sin embargo el peligro que corren estos cetáceos, es inminente y cualquier acción que se tome en torno al tema, nunca será suficiente, los humanos estamos acabando con esta y muchas otras especies sólo por un lujo comercial, en gran medida nosotros somos las cucarachas del mundo, y no el resto de las especies.

Etiquetas: