El corazón

Conoce la anatomía, fisiología y funcionamiento básico del corazón y cómo este se relaciona con el fenómeno de circulación de la sangre en el cuerpo humano.


Generalidades

El corazón es un órgano muscular presente como tal en todos los vertebrados (con algunas modificaciones del modelo humano inherentes a cada grupo de animal vertebrado), y según los estudios evolutivos habría surgido como adaptación en un ancestro común hoy extinto entre animales llamados “Tunicados”. Se posiciona como el principal órgano del sistema circulatorio, el cual es una red de vasos que llevan la sangre a todas partes del cuerpo del animal a diferentes presiones. Sus paredes son fuertemente musculares y su interior es hueco, presentando atrios (aurículas) y ventrículos, cuyo número varía entre 3 y 4, siendo 4 en el caso de los mamíferos (2 atrios y 2 ventrículos). Se encuentra ubicado en la cavidad torácica de los mamíferos, inserto en una subcavidad llamada mediastino, entre los pulmones y levemente desplazado a la izquierda del cuerpo respecto del eje central. Su funcionamiento general es el de una bomba, la cual “aspira e impele” la sangre hacia el cuerpo y luego en retorno al corazón.  Su control principal es nervioso, dependiendo del sistema nervioso periférico y presentando cierta autonomía eléctrica dada la presencia de células autoexcitables en el órgano.

Organización del corazón

El corazón de los humanos posee un tamaño aproximado a un puño (levemente mayor), y en su interior se encuentra dividido en cuatro cámaras: 2 superiores llamadas atrios o aurículas, una izquierda y otra derecha, y 2 inferiores llamadas ventrículos, también izquierdo y derecho. Estas cámaras se encuentran comunicadas entre sí a través de válvulas que controlan el paso de la sangre procedente desde el cuerpo de la siguiente forma:

  • Atrio derecho: la sangre llega a él a través de la vena cava (superior e inferior). Una vez se llena, la válvula tricúspide se abre y la sangre pasa al ventrículo derecho.
  • Ventrículo derecho: al llenarse la sangre es evacuada del corazón a través de la arteria pulmonar, siendo llevada en dirección de los pulmones y vaciando el ventrículo. Entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar existe la válvula pulmonar.
  • Atrio izquierdo: la sangre retorna al corazón a través de las venas pulmonares, al llenarse de sangre, esta pasa al ventrículo izquierdo gracias a la apertura de la válvula bicúspide o mitral.
  • Ventrículo izquierdo: la sangre es eyectada al cuerpo por medio de la arteria aorta, la cual al llenarse el ventrículo derecho de sangre abre la válvula aórtica y permite la salida de la sangre hacia el cuerpo.

Rodeando al órgano se encuentran pequeñas arterias y venas que nutren de oxígeno y otros nutrientes a las paredes que forman parte del corazón, estas reciben el nombre de arterias y venas coronarias. A su vez, el corazón está formado por 3 capas de tejido: la más externa y cuya función es protección, se denomina pericardio, la central, cuya función principal es contráctil (encargada de la contracción cardíaca) se denomina miocardio, y la más interna y desde la cual se forman las cavidades internas y las válvulas que las separan, el endocardio.

Funcionamiento del corazón

El corazón es un órgano que si bien depende del control nervioso central del sistema nervioso, presenta células autoexcitables en el miocardio, las cuales actúan como un marcapasos, regulando la intensidad y ritmicidad del latido cardíaco, e inclusive su constancia. A este fenómeno se le conoce como automatismo cardíaco, y es el principal responsable del impulso de la sangre mediante 2 movimientos cardíacos llamados de sístole (auricular y ventricular) y diástole, los cuales se corresponden con movimientos de contracción y relajación muscular, respectivamente. El funcionamiento del corazón no admite pausas, por lo que es un proceso cíclico que una vez que comienza (dentro del útero materno, durante la gestación de un individuo) no cesa hasta la muerte del organismo. Por ende, es posible definir un ciclo cardíaco, el cual está formado por una fase de relajación y llenado ventricular (diástole) seguida de una fase contracción y vaciado ventricular (sístole).