El maní o cacahuate (Arachis hypogaea)

Conoce las características principales del maní o cacahuate (Arachis hypogaea) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.

¿Cuál es su distribución?

El maní o cacahuate (Arachis hypogaea) es una hierba originaria de América del Sur, cultivada ampliamente desde hace unos 7000 años por los aborígenes americanos y expandido al mundo por los colonizadores españoles, quienes notaron el consumo de su fruto (el maní o cacahuate, al igual que el árbol) por parte de aztecas e incas. Actualmente su cultivo está ampliamente extendido en África, Asia y Oceanía.


Generalidades

El maní o cacahuate es una hierba anual, es decir, muere luego de completar su ciclo de floración y producción de frutos. Pertenece a la división Magnoliophyta, familia Fabaceae. Alcanza entre 30 a 80 cm de altura, y es de aspecto erguido. Presenta tallos pubescentes (con vellosidades), mientras que sus hojas son tetrafoliadas, es decir, se abren en 4 hojas menores separadas del tallo central por pecíolos de hasta 10 cm. Presenta flores de coloración dorada, de unos 8 a 10 mm de tamaño. Su fruto es del tipo legumbre, el cual crece en el subsuelo, y es consistencia dura y coloración café, rodeado por un tegumento (capa) delgado de coloración rojiza.

Ecología de la planta

El maní o cacahuate es una hierba anual, por lo que requiere ser sembrada de manera constante para tener una producción continua: esto se realiza en general a fines de la primavera, para luego ser cosechados los frutos durante el otoño. Es una especie susceptible a plagas e infecciones de hongos. En cuanto a la temperatura ambiente, requieren de temperaturas cálidas y constantes y son muy poco tolerantes a las heladas. Si bien requieren de agua constante, el exceso puede llevar a la pudrición de los tallos y raíces, al tratarse una herbácea. Requiere de suelos fértiles ricos en nutrientes, sobre todo calcio, y mas bien sueltos, con un buen drenaje. Al tratarse de hierbas anuales, son fuertes consumidoras de nutrientes del suelo, por lo que en cultivos controlados requieren de adición constante de nutrientes, entre ellos fósforo, calcio y potasio. Los suelos que han sido cultivados con maní deben ser tratados y enriquecidos con nutrientes antes de cultivar de nuevo para el próximo año. Es una especie vegetal muy susceptible a la presencia de otras herbáceas o malezas, las cuales compiten fuertemente con ésta por la obtención de los nutrientes de suelo, por lo que deben ser retiradas en los cultivos controlados.

Importancia para el humano

Es una especie vegetal ampliamente expandida en el mundo, sobre todo en continentes como el africano donde su fruto ha pasado a ser pieza clave de la alimentación en muchos países, tanto así que muchos autores han marcado erróneamente como este continente el lugar de origen de la especie, al ser tan abundante y común allí. Es una especie de la cual además de comerse su fruto, es posible obtener combustible a partir de la quema de las cáscaras del mismo.  Ciertos estudios han notado actividad anticancerígena en el consumo del fruto del maní, dada su concentración de fitoesteroles, un tipo de grasa vegetal que tendría participación en la actividad anticancerígena en humanos. Su harina es ocupada en la elaboración de productos alimenticios para diabéticos, mientras que el consumo directo del fruto es asociado a propiedades anticolesterolémicas.

Tabla resumen

Nombre común Maní o cacahuate
 Nombre científico Arachis hypogaea
 Distribución El maní o cacahuate es una hierba anual originaria de América del Sur, y desde allí expandida a Oceanía, Asia y África, donde actualmente es muy abundante, tanto así que muchos confunden su origen con este continente.
 Ecología (generalidades) Es una herbácea anual que consume fuertemente los nutrientes del suelo, requiere de estos de manera constante para su prosperidad, sobre todo de calcio, además de suelos con buen drenaje para evitar la pudrición de tallos y raíces.
 Importancia humana Es una especie ampliamente cultivada en África debido al consumo de su fruto. Se han estudiado propiedades anticancerígenas y anticolesterolémicas en el consumo del mismo, además de ser un alimento con alto contenido energético.