El ceibo

Conoce las características principales del ceibo (Erythrina crista-galli) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.


¿Cuál es su distribución?

El ceibo (Erythrina crista-galli) es un árbol originario de América del Sur que en épocas pasadas fue más abundante y ampliamente distribuido por el continente, pero que actualmente se encuentra más representado en el centro norte de Argentina, la frontera con Bolivia, Paraguay y Brasi, y gran parte de Uruguay. Tanto en Argentina como en Uruguay son tan comunes que para ambos países son considerados como el árbol (y su flor) nacionales. Según las regiones donde se encuentre, puede ser denominado de diversas maneras, por ejemplo seibo, pico de gallo, flor o árbol de coral y bucaré.

Generalidades

El ceibo es un árbol que pertenece a la división Magnoliophyta, familia Fabaceae, lo que lo emparenta directamente con las leguminosas (ejemplo, porotos, frijoles, alubias, arvejas, judías, habas, guisantes); al igual que muchas plantas de este tipo, posee a nivel de sus raíces, nudos en los cuales existen asociaciones simbióticas (mutualistas obligadas) entre el árbol y bacterias fijadoras del nitrógeno disponible en el suelo, el cual el ceibo utiliza para fabricar sustancias nitrogenadas orgánicas tales como aminoácidos y proteínas. El tamaño de los ceibos es por lo general de unos 10 m, siendo excepcionales tamaños mayores. Las ramas presentan espinas dispuestas sobre un tronco quebradizo y agrietado. Las flores son de tonalidades rojizas y de aspecto tubular, con floración comprendida entre los meses de primavera y verano austral (octubre a abril, aproximadamente). Los frutos se disponen dentro de vainas características de este tipo de vegetales emparentados con las legumbres, dentro de las cuales están las semillas, las cuales son cilíndricas y ampliamente dispuestas dentro de las vainas.

Ecología de la planta

El ceibo es un árbol que posee, al igual que varias leguminosas, la capacidad de aprovechar el nitrógeno inorgánico presente en el suelo producto de procesos de descomposición de materia orgánica tales como la desnitrificación, por medio de la acción de bacterias fijadoras de nitrógeno que viven en íntimo contacto con el tejido vegetal de las raíces del ceibo, siendo de esta manera árboles fundamentales en el reciclado de nutrientes tales como el nitrógeno y permitiendo de esta manera la continuidad del ciclo. Requiere de flujos de agua constantes y altos, por lo que prospera en la zona intertropical tendiente al Trópico de Capricornio en el hemisferio sur; los bosques y parches vegetacionales donde el ceibo es más abundante se caracterizan por ser zonas de inundación, mientras que las zonas poco inundables o que poseen una infiltración de agua muy baja, no logran prosperar.

Importancia para el humano

Desde el ceibo es posible extraer la madera del tronco, la cual no es utilizada como elemento de construcción, dado que es muy débil, pero sirve como enchapado y moldura, para forraje de superficies. Sus flores son melíferas, es decir, desde ellas es posible extraer miel. El procesamiento de la corteza permite la obtención de pastas celulósicas, las cuales pueden ser utilizadas con diversos propósitos industriales, uno de ellos, la obtención de productos similares al papel. También se le atribuyen propiedades medicinales a la corteza hervida a baño María, aliviando dolores propios del reumatismo y siendo astringente (limpiador y depurador cutáneo).

Tabla resumen

Nombre común Ceibo
 Nombre científico Erythrina crista-galli
 Distribución

Originario (endémico) de Sudamérica, distribuido entre Argentina y Uruguay, y levemente representado en las fronteras de estos países con Bolivia, Paraguay y Brasil.

 Ecología (generalidades)

Es un árbol asociado a bacterias fijadoras del nitrógeno, por lo que su rol en la continuidad del ciclo de los nutrientes (nitrógeno) es fundamental.

 Importancia humana

Su madera es utilizada como forraje de superficies, mientras que pro medio de procesamiento industrial es posible obtener de ella pasta celulósica, de la cual se puede obtener como subproducto, papel. Se le atribuyen propiedades antireumáticas a las infusiones preparadas con hojas y corteza del ceibo, al igual que estas contendrían elementos depuradores de la piel.