El palto (Persea americana)

Conoce las características principales del palto (Persea americana) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.


 ¿Cuál es su distribución?

El palto (Persea americana) es un árbol endémico (originario) de México, distribuido también en Guatemala y El Salvador, y que dependiendo de la región geográfica donde este se encuentre será llamado como palto, aguacate, avocado o cura. Es famoso y apetecido por el consumo de su fruto, la palta o aguacate.

Generalidades

El palto pertenece a la división Magnoliophyta, Familia Lauraceae. Alcanza hasta los 20 metros de altura, pero en promedio los cultivos de estos cuentan con individuos que logran los 10 metros de tamaño. Las hojas del palto son perennes (siempreverdes) con formas ovales a elípticas, su tronco es grisáceo y liso, con algunas fisuras longitudinales y la ramificación de este no comienza antes de los 3 metros. Las flores del palto se denominan panículas, y tienen aspecto de racimos que portan racimos (como los racimos de las uvas, cuya inflorescencia también es una panícula). El fruto del palto es una drupa carnosa, la cual está rodeada de una cáscara protectora de color verdoso oscuro a negro (variedad Hass, raza artificial de palto), en cuyo interior se encuentra la parte carnosa, de color verdoso claro a oscuro y que en posición central alberga una gran semilla leñosa.

Ecología de la planta

Históricamente, el palto fue cultivado únicamente en el territorio comprendido entre México (al sur del Río Bravo) y Guatemala y El Salvador, siendo los aztecas los principales explotadores de éste árbol. Dada la presión selectiva del cultivo, ya desde la época procolombina se distinguían 3 razas de la misma especie de palto, denominadas “mexicana”, “guatemalteca” y “antillana”. A la llegada de los españoles el cultivo de palto se diseminó por toda América, ya que es un árbol que no posee grandes requerimientos de suelo y temperatura, pudiendo ser parte constitutiva del bosque templado con éxito. Se ha encontrado en tumbas incas la presencia de semillas de palto, por lo que esto sería un indicio de que el árbol se propagó por América antes de la llegada de los españoles. Estos últimos propagaron la especie a otras partes del mundo, siendo actualmente cultivado en todo el orbe. A principios del siglo XX una nueva variedad o raza de palto producida en Estados Unidos fue registrada, bajo el nombre de Hass, la cual posee frutos más grandes, de cáscara más resistente a la depredación por insectos, hongos y aves, y cuyos árboles pueden ser cultivados en climas levemente más agrestes. Debido al tipo de reproducción natural del palto (polinización cruzada), se han originado múltiples híbridos naturales y razas, pero las de interés comercial y económico son las ya señaladas. Los requerimientos de suelo óptimos para el palto son suelos arenosos, permeables, lejos de ríos y lagos ya que el exceso de humedad afecta su crecimiento y producción.

Importancia para el humano

Si bien el palto es una especie vegetal que puede hacerse parte del bosque templado con facilidad, los cultivos comerciales de paltos se han optimizado con el tiempo y actualmente se cuenta con predios exclusivos de paltos donde se realiza polinización cruzada por vía antrópica (humana) o valiéndose de insectos tales como moscas y abejas que ayuden en este proceso. La industria de producción de palta en países como México es muy importante, de lo que se explica la gran variedad de razas comerciales que existen a partir de las presiones selectivas operadas sobre las razas “mexicana”, “guatemalteca” y “antillana”, a saber las siguientes entre muchas otras: Méndez, Criollo, Fuerte (mexicanas). En otros países también se han producido razas de interés comercial, como la ya mencionada Hass norteamericana, la Negra de la Cruz, chilena, la Ettinger, israelí, y la Torres, argentina. De su fruto, que es altamente calórico, se aprovechan las propiedades antioxidantes del mismo y su alto contenido en aceites vegetales.

Tabla resumen

 Nombre común Palto, aguacate
 Nombre científico Persea americana
 Distribución  Originaria (endémica) de México. Hoy distribuida a nivel mundial.
 Ecología (generalidades) Crece en suelos arenosos y con humedad media, y climas templados.
 Importancia humana Su fruto es altamente codiciado dado su contenido energético y propiedades antioxidantes.