Las Constelaciones

Las constelaciones son conjuntos de estrellas que si las unimos con trazos imaginarios, forman dibujos asimilables a figuras que conocemos, de las cuales toman el nombre (animales, personajes mitológicos, objetos, etc.).


Como a lo largo de una vida, la posición de las estrellas no cambia significativamente, cada vez que miremos una constelación, la veremos igual y nos familiarizaremos con su forma.

En una noche oscura, pueden verse miles de estrellas, donde cada una de ella pertenece a alguna constelación.

Algunas constelaciones se pueden observar desde ambos hemisferios, como es el caso de Orión. Otras, sólo podemos verlas en un determinado hemisferio, como la Cruz del Sur, observable desde el hemisferio sur y, la Osa Mayor, una de las constelaciones más famosas, visible desde el hemisferio Norte.

Cuando estés en la montaña o, en lugares menos urbanos, fíjate en las estrellas más brillantes y podrás distinguir unas constelaciones de otras. Para poder orientarte, es recomendable guiarse por las más brillantes e ir imaginando líneas y formas geométricas. Al unirlas podrás reconocer objetos, animales, etc.