6 de agosto: Independencia de Bolivia

El Alto Perú se convirtió por decisión propia en en país independiente en 1825. Cambió su nombre a Bolivia en honor al libertador venezolano Simón Bolivar.


La Guerra de Independencia boliviana

La Junta Tuitiva

El 25 de mayo en 1809 en la ciudad de La Paz un grupo liderado por Pedro Domingo Murillo declaran la independencia de Alto Perú, actual Bolivia, del dominio español. Su idea era aprovechar la circunstancia que el rey estaba prisionero, impedido de ejercer su autoridad, y no aceptar ninguna otra autoridad española, ni siquiera a la infanta Carlota de Borbón, que se decía iba a asumir como reina de España en América. Se creó entonces la Junta Tuitiva, la cual fue duramente reprimida por los españoles, siendo sus líderes ahorcados.

Las expediciones argentinas

En 1810 en varias colonias españolas, incluidos los cercanos Chile y Provincias Unidas de La Plata (actual Argentina) se crearon Juntas de Gobierno. Desde Perú se enviaron tropas restauradoras  hacia esos dos países. La precaución llevó a que desde Buenos Aires se enviaran tropas al Alto Perú, produciéndose el primer enfrentamiento en  Suipacha, el 7 de noviembre de 1810. A pesar del primer triunfo platense, posteriormente cada vez que las tropas independentistas quisieron ingresar al Alto Perú fueron vencidas. Sucesivamente fueron derrotados en 1813 los soldados del general Manuel Belgrano, y en 1815 las tropas del general José Rondeau. Cuando el general José de San Martín reorganizó los ejércitos de Tucumán, se dio cuenta que para liberar al Alto Perú primero había que cruzar la Cordillera de los Andes, liberar a Chile –que había sido reconquistado por los españoles en 1814–, liberar a Perú y entonces atacar por la sierra al Alto Perú.

Guerrillas

En el Alto Perú se desarrollaron una serie de guerrillas patriotas antiespañolas. Sus lideres fueron el sacerdote Idelfonso de las Muñecas, Vicente Camargo, los Padilla, Ignacio Warnes, Eustaquio Méndez, Manuel Rojas y Francisco Uriondo. La represión del general español Joaquín de la Pezuela fue muy cruda, logrando aniquilar en gran medida estos movimientos revolucionarios.

San Martín

En 1821 el plan de José San Martín comienza a estar completo, pues ingresa triunfal a la ciudad de Lima, capital del Virreinato del Perú. El designado Protector del Perú reforzó su agotado ejército con tropas colombianas al mando del general venezolano Antonio José de Sucre, y del general boliviano Andrés de Santa Cruz, el cual lidera tropas que hasta hacía poco peleaban a favor de los españoles. Por un acuerdo establecido en Guayaquil en 1822, el general San Martín se retira, quedando a cargo de las últimas operaciones militares el general Simon Bolivar.

Sucre

El libertador venezolano Simón Bolivar hace ingreso en Lima el 1 de septiembre de 1823, haciéndose cargo de la jefatura militar. Entre los peruanos reinaba la división entre los leales al rey y los independentistas. Bolivar organizó sus tropas con gente proveniente de Colombia, Chile, de la futura Argentina, Peru y Alto Perú. El 6 de agosto de 1824 en Junin logra un aplastante triunfo sobre las tropas españolas, ya muy agotadas, que mandaba el general José de Canterác. Como un último esfuerzo los generales españoles reunen a todas sus tropas en Ayacucho. Allí está el virrey general José de la Serna. El 9 de diciembre de 1824 es la última batalla con un triunfo definitivo del general Sucre, que por encargo de Bolivar tuvo a su cargo esta operación. El virrey abadica y reconoce la independencia de Perú.

La Asamblea de Chuquisaca en 1825

Una gran decisión

Reconociéndose como parte de la historia, en que se inició la guerra de la independencia, y a su vez donde finalizó, las Provincias del Alto Perú debían tomar una decisión crucial. Podían ser parte del Bajo Perú, como lo habían sido en toda la época colonial, e incluso incásica. Podían ser parte de las Provincias Unidas de la Plata, actual Argentina. Pero es la tercera alternativa la que por mayoría democrática se impusó: ser un país independiente.

Declaración de la Independencia

El 9 de julio de 1825 en la Asamblea de Chuquisaca se determinó que el nuevo país sería una república, y que con fecha 6 de agosto de 1825 se redacta el Acta de Independencia. La fecha es simbólica pues corresponde a la misma de la batalla de Junin. Representantes de Charcas, Potosí, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz firmaron la Declaración de Independencia, la cual fue redactada por José Mariano Serrano.

Bolivar y Bolivia

Simón Bolivar en Lima reconoció la Independencia del Alto Perú el 18  de mayo de 1826. El nuevo país debía tener un nombre que lo distinguiera de Perú, y es nuevamente la Asamblea la que decide que será “República Bolivar”, en honor al libertador venezolano. Además se le pidió a Bolivar que asumiera como Protector y Presidente en forma vitalicia. El puesto fue rechazado por el propio Bolivar, designándose entonces al general Antonio José de Sucre. El nombre de Bolivar derivó en Bolivia, a sugerencia del diputado de Potosí don Manuel Martín Cruz. A pesar de gran apoyo que dió Bolivar a la creación de Bolivia, él no dejo de manifestar su temor por el futuro de la nueva nación. Su ubicación en el centro del continente podía provocar un acoso territorial de sus vecinos. Y así ocurrió efectivamente, aproximadamente la mitad del territorio boliviano se redujo en guerras con países vecinos, incluyendo el conflicto armado con Chile en 1879, en que perdió sus costas en el Océano Pacífico.