Depresión Intermedia

Se denomina con el término de Depresión Intermedia al área del territorio chileno comprendida entre la Cordillera de los Andes y la Cordillera de la Costa. La Depresión Intermedia constituye un relieve llano que está presente en la mayor parte del territorio continental, aunque en algunas zonas sus características difieren en forma gradual.


La Depresión Intermedia en la región del Norte Grande está representada por la presencia de una planicie desértica, en la que se pueden hallar tres sectores distintos; el primer de estos sectores son las llamadas “pampitas”, una serie de unidades menores que son atravesadas por quebradas como las de Lluta, Camarones y Tana, las que son alimentadas principalmente por lluvias estivales de origen convectivo, un fenómeno conocido como “invierno boliviano”. El segundo sector de la Depresión Intermedia corresponde a la llamada Pampa del Tamarugal, una planicie que se extiende entre la quebrada de Tana y el río Loa, una región en la que hallan grandes salares. El último sector de la Depresión Intermedia en la región del Norte Grande, y que comienza tras el río Loa, es el denominado Desierto o Despoblado de Atacama, una zona en la que no existe ningún tipo de escurrimiento de aguas, una circunstancia que convierte al Desierto de Atacama en la región más árida del mundo.

En la región del Norte Chico la macroforma de la Depresión Intermedia, debido a la presencia de cordones cordilleranos que recorren la zona de este a oeste, se ve interrumpida y solamente tiende a manifestarse en los denominados “valles trasversales”, como el de Copiapó, el de Huasco, el de Limarí, el de Elqui y el de Choapa. Los valles trasversales, polos de los asentamientos humanos de la zona y principales focos de las actividades agrícolas, deben su existencia a la presencia de una serie de cursos de agua que atraviesan el territorio.

En la zona central, al sur del cordón de Chacabuco, la Depresión Intermedia reaparece en formas más continua y da origen a la enorme cuenca de Santiago, la región más densamente poblada del territorio nacional, y que se extiende hasta la Angostura de Paine. Al sur de este último accidente geográfico, se encuentra otra cuenca, esta vez la de Rancagua, la que de la misma forma que la anterior se extiende hasta una nueva Angostura, la de Pelequén. Las dos cuencas señaladas se caracterizan por poseer ricos suelos agrícolas, los que son adecuados para la producción a gran escala de frutas y hortalizas.

Al sur de la Angostura de Pelequén y extendiéndose hasta el río Itata, la Depresión Intermedia es conocida con el nombre de Valle Longitudinal, y constituye una amplia llanura que alcanza hasta 60 kilómetros de ancho, y que solamente es interrumpida por la presencia de ríos que la atraviesan en forma transversal.

Avanzando más al sur, la Depresión Intermedia es afectada por la acción glacial y volcánica, y en ella se pueden hallar formas onduladas y gran presencia de cuencas lacustres. Debido a la composición del suelo y a las altas reservas de agua, generadas por la presencia de lagos y por la alta pluviosidad de la zona, este sector de la Depresión Intermedia permite desarrollar una intensa actividad ganadera.

Desde Puerto Montt hacia el sur, la Depresión Intermedia se hunde en el mar y vuelve a aparecer en el sector oriental de la Isla Grande de Chiloé, aunque nuevamente desaparece bajo las aguas del Golfo de Penas.

La relevancia de esta macroforma se halla en todo el conjunto de actividades que se desarrollan en su seno; entre estas actividades podemos nombrar las actividades agrícolas y ganaderas, además de la presencia de los principales asentamientos humanos del territorio chileno y de la existencia de las más importantes vías de comunicación del país.