Expedición de Pedro de Valdivia

Con la intensión de quedarse, lograr fama y fortuna, Pedro de Valdivia organiza una expedición a Chile; una tierra que guarda oculta sus riquezas.


Pedro de Valdivia

Nació en 1497, hijo de una familia de hidalgos pero empobrecida. Después de haber pertenecido al ejército del emperador Carlos I, y haber contraido matrimonio, decide probar suerte en América en 1535. Participó en la conquista de Venezuela, y posteriormente se trasladó a Cusco. Estuvo del bando ganador en la batalla de Las Salinas, quedando como un hombre leal a Francisco Pizarro. Recompensado por sus actos en batalla recibió minas de plata en Potosí y tierras en las cercanías de la actual Sucre, en Bolivia. Allí conoció a su amante Inés Suárez quien le acompañaría por el resto de su vida.

Expedición a Chile

Pedro de Valdivia percibía que las tierras de Chile eran útiles para la agricultura y ganadería, y para lograr la fama que solo un “señor” que gobierna puede poseer.  Organizó con el permiso de Francisco Pizarro una expedición. Para ello contó con el financiamiento de Francisco Martínez, el cual exigió el 50% de las ganancias que se obtuvieran. Llegó en ese momento Pedro Sancho de la Hoz con un permiso del rey para explorar, conquistar y gobernar todas las tierras al sur del Estrecho de Magallanes; lo cual complicó la legalidad de las intensiones de Valdivia. Entonces Francisco Pizarro consiguió un acuerdo entre ambos de hacer en sociedad la empresa de conquista en que ambos aportarían para el éxito de ésta.

En 1540 partieron hacia el sur, bordeando la costa. A medida que avanzaban se iban uniendo otros españoles, llegando a la cifra de 110. La expedición avanzó luego por el camino del inca que iba por los pueblos de la puna de Atacama. Es en uno de ellos que ocurre un extraño incidente. Pedro Sancho de la Hoz intenta asesinar a Pedro de Valdivia y quedarse con todo. Descubierto en la tienda de Inés Suárez, se le condena a muerte. Pero es “perdonado” a cambio de firmar la renuncia a todos los derechos reales que poseía. En su recorrido por el desierto pudieron encontrar cadáveres de la expedición de Almagro, muy bien conservados por la sequedad del clima. Y aunque hubo problemas para obtener agua, en general la suerte acompañó a Valdivia y su gente.

Fundación de Santiago

El 12 de febrero de 1541 Valdivia funda la primera ciudad, a la cual pone por nombre Apostol Santiago de Nueva Extremadura. Ubicada junto al río Mapocho, y protegida por el cerro Huelén (actual Santa Lucía), se sitúa cerca del borde del Imperio Inca. Valdivia no tenía intensiones de quedarse ahí para siempre, por el contrario, solo era el punto de partida de su conquista. Organizó la ciudad repartiendo solares (un cuarto de manzana) entre sus hombres. Sin embargo su progreso se ve frenado por el ataque el 11 de septiembre de 1541 de los nativos de la zona, los picunche. Aunque Santiago resultó gravemente dañada la resistencia fue exitosa. Valdivia se encontraba en los lavaderos de oro de Marga-marga, por lo tanto el liderazgo lo tuvo su mujer Inés Suárez. El 11 de junio de ese mismo año Valdivia recibió del Cabildo de Santiago el título de Gobernador y Capitán General.

Valdivia al ver que su conquista no progresaba decidió ir a Perú. En 1547 parte rumbo a Lima. Allí varios hechos afectarían su destino. en 1548 participó exitosamente en una batalla en contra de rebeldes encabezados por Gonzalo Pizarro. Su triunfo elevó su imagen frente al virrey Pedro de la Gasca. Acusado Valdivia de diversos delitos, tales como adulterio y autonombrarse gobernador, el virrey decidio absolverlo, nombrándolo en 1548, en nombre del rey, gobernador de Chile entre los paralelos 27 y 41 (dejando afuera el Estrecho de Magallanes, que después el rey se lo concedería). Así se legalizó la colonia chilena.

Conquista del sur

Se reanudó la Conquista. Aunque al norte de Santiago se fundó en 1544 la ciudad de La Serena; es hacia el sur donde se hacen los mayores esfuerzos de ocupación debido a la hostilidad de los nativos mapuches. La serie de fundaciones de ciudades comienza en Concepción en 1550, luego en 1552 se fundan Valdivia y Villarrica, y al año siguiente la ciudad de Angol y los fuertes, evidencia de la guerra, de Tucapel, Arauco y Purén. La selva fría valdiviana, y la organización de los mapuches bajo un solo mando provocaban la muerte a decenas de españoles, que son vengadas con terribles sufrimientos a los indígenas prisioneros. El 25 de diciembre de 1553, en Tucapel, Pedro de Valdivia es derrotado y muerto por las tropas del mapuche Lautaro.