Gobierno de Bernardo O`Higgins

Durante los seis años de gobierno del general Bernardo O`Higgins el país vivió el orden, pero a su vez un fuerte control de sus vidas.


El 13 de febrero de 1817, después del triunfo de Chacabuco, asume Bernardo O`Higgins Riquelme como Director Supremo, con un tibio apoyo de la aristocracia santiaguina. O`Higgins concentra el poder a través de su condición de lugarteniente de José San Martín, y con ello todo el Ejército Libertador. Gobernará hasta 1823, periodo conocido como “patria vieja“.

Primeras decisiones.

Sus primeras medidas fueron enjuiciar de manera sumaria a aquellos que apoyaron a los realistas durante la reconquista. Prohibió el uso de escudos de armas en los frontis de las casas y los títulos de nobleza dejaron de tener validez.

Decidió establecer una orden al mérito, y aquí se dice “decidió”, pues solo O`Higgins estaba tomando las decisiones. Luego tuvo que enfrentar el contraataque español, a cargo de Mariano Osorio, el cual causó serios problemas. Tanto así que se temió por la continuidad de Chile independiente. Sin embargo, el general O`Higgins decidió el 12 de febrero de1818 firmar la Declaración de Independencia de Chile. Esto se vio confirmado en el campo de batalla el 5 de abril de 1818, en que se derrota definitivamente a las tropas españolas.

 Obras ilustradas.

Ese año de 1818 decreta una Constitución Política en la cual existe una separación de poderes, pero el ejecutivo estaba muy por sobre los demás. Decidió hacer felices a los chilenos, un ideal de la ilustración que se parece a lo pensado 50 años antes por su padre, el gobernador Ambrosio O`Higgins. Para ello comenzó a embellecer Santiago, remodelando el antiguo basural de La Cañada, convirtiéndola en el parque Alameda de las Delicias, actualmente llamada Avenida Libertador Bernardo O`Higgins.

Las prohibiciones

Una de las medidas que más le restó popularidad a O`Higgins fue la de prohibir las diversiones populares, entre ellas las corridas de toros, las peleas de gallos y el juego de rayuela. El problema no era la crueldad con los animales, ni la pérdida de tiempo, si no que las apuestas y alcoholismo con que estas actividades se rodeaban. También le restó popularidad entre sus partidarios más católicos la creación del cementerio General, pensado para personas de cualquier religión.

El desprestigio.

Al general O`Higgins se le culpa de la muerte de los hermanos Carrera, hechos ocurridos en 1818 y 1821. Tal situación llevó a la protesta por Manuel Rodriguez, por lo que este también fue asesinando. No hay evidencias, pero la gente culpa a O`Higgins por esos hechos. Su desprestigio es insostenible. Su último año de gobierno incluye la creación de otra Constitución, que si bien ponía fecha de termino  a su mandato, en seis años, resultó inaceptable para la aristocracia criolla. Se sublevan las tropas del sur del país, quedando O`Higgins limitado a una pequeña fuerza leal en Santiago. El 24 de enero de 1823 decide renunciar a su cargo, manifestando que aceptaba ser juzgado si lo que había hecho era por su ambición y no por el bienestar de Chile. Los criollos de Santiago aceptan que se vaya del país, partiendo pronto al exilio a su hacienda en Perú.