La vida social en la colonia colombiana

Te invitamos a conocer cómo era la vida en la sociedad colonial, cuales eran sus espacios de diversión, las viviendas coloniales y cómo pasaban los días en la plaza pública y la ciudad colonial.


La vida social en la época colonial en Colombia

La vida social en la época colonial fue muy diversa. La diversión es una manifestación publica y privada necesaria en cualquier sociedad. Donde se celebra, conmemora o tan solo se busca el jolgorio. La plaza central o plaza Mayor era el lugar de encuentro o principal centro de reunión popular no solo aquí en Colombia sino que en todas las ciudades fundadas por los españoles en América.

Las costumbres religiosas fusionadas durante esta época con las festividades indígenas, hicieron de Colombia el país de fiesta y Carnaval que hoy conocemos.

Espacios de diversión y esparcimiento

Dentro de los espacios de diversión hay que destacar las corridas de toros, las que fueron muy populares. Estas fueron traídas directamente desde España y se arraigaron fuertemente en la cultura colombiana. Historiadores plantean que las corridas de toros eran de gusto de todos los estratos sociales. Desde españoles hasta esclavos. Los niños jugaban tanto en el espacio público como en sus casas.
Destacan también de gusto de jóvenes y adultos los juegos de azar, como las rifas y los juegos de naipes, que eran practicas que también disfrutaban los diferentes sectores sociales.

Festividades religiosas y populares

Estas fiestas de carácter religioso y romerías populares, son la expresión de la mezcla y el sincretismo cultural de un pueblo que se formo con la influencia española. En estas fiestas encontramos devoción religiosa, ceremonias rituales, procesiones, romerías de peregrinos junto al el júbilo colectivo las diversiones populares y las actividades económico-religiosas. Ejemplo de estas festividades religiosas y devociones cristianas introducidas por las tradiciones hispánicas y comunidades religiosas son:
• La Virgen del Rosario introducida por los dominicos
• San Francisco de Asís y la Navidad por los franciscanos.
• La candelaria por los agustinos.
• E l corazón de Jesús por los jesuitas.
A mediados del siglo XVI, se generalizó en Colombia la fiesta del Corpus Cristi, fiesta que se considera como la máxima expresión de religiosidad del pueblo católico. Para España era fundamental para la defensa y propagación del cristianismo hacer pública la fe católica y las alegrías cristianas a través de las danzas del corpus y los celebres autos sacramentales.
Esta fiesta era muy solemne en Santafé, Tunja, Popoyán, Pamplona, Mompox Cartagena, Santa Marta, Pastos y otros pueblos de nueva granada. En esta festividad se representaban escenas bíblicas con diversas figuras.

Las romerías

Estas son fiel reflejo y expresión de la religiosidad popular. Éstas imitan las peregrinaciones que se hacían los cristianos de todos los lugares de Europa para peregrinar a Roma. En España era muy populares. En Colombia fueron surgiendo a través de leyendas milagrosas. Por ejemplo, la aparición de la Virgen en una cueva, como “la Morenita de Güicán, que adoraban los indígenas tunebos en la cueva de La Cuchumba” (cita de : Javier Ocampo). Otras leyendas hablan de la aparición de la Virgen en los ríos, lagunas y quebradas. La idea de los romeros es hacer mandas o promesas a la Virgen, asistiendo a la peregrinación con devoción, manifestadas en danzas, cantos, comidas típicas etc. Otros ejemplos son el Señor de los Milagros de Buga cuando en 1605 se intento quemar su imagen pero no se logra, según cuenta la historia comienza a sudar, lo que impide que se prenda en fuego.

La vida en la plaza pública

La plaza pública fue el centro cívico por excelencia de la época colonial, éste era el lugar donde se reunían aristócratas y mestizos para fiestas y celebraciones. En ésta no solo se festejaba sino que también era lugar de otro tipo de espectáculos, como por ejemplo la llegada de una nueva autoridad, para lo que la ciudad se preparaba para celebrarlo. Tanto las calles como las casas se adornaban. Incluso por varios días. Por otro lado, este era el lugar donde se levaban a cabo las ejecuciones y se paseaban engrilletados a los presos. Esto era una generalidad que también se aplica al resto de las ciudades de la América Hispánica.