Los Muiscas: las culturas doradas de Colombia

Te invitamos a conocer uno de los pueblos más atractivos e interesantes de las culturas doradas: Los Muiscas su cultura, ubicación, desarrollo, sus principales características y datos curiosos.


Perteneciente al grupo de los denominados pueblos dorados, este pueblo habitó en lo que hoy sería la zona central de territorio colombiano se trata de un grupo de indígenas dedicados a la agricultura, sedentarios, descendientes de los Chibcha de Centroamérica en materia lingüística. Sin embargo, hoy su lengua original esta extinta producto de las prohibiciones de la Corona española en tiempos de la Colonia, pero algunos de sus elementos lingüísticos como vocablos o nombres han perdurado. Este pueblo se desarrollo entre los años 400 d.c y 1800 d.c hasta e día de hoy existen descendientes pero que se fueron mezclando con otras culturas entre ellos los propios españoles.

Ubicación

Se ubicaron en la parte de los actuales departamentos de Boyacá y Cundinamarca y Santander. Utilizando los valles y cuencas de los ríos. En la sabana de Bogotá, que presentaba una parte pantanosa rodeada por una llanura de vegetación baja, se ubicaron una cantidad importante de comunidades pertenecientes a esta cultura, ubicándose numerosas aldeas como: Suba, Tuna , Tibabuyes, Funza entre otras.

Organización sociopolítica

Era una sociedad altamente estratificada, algunos estudiosos hablan de una sociedad de clases. Se organizaban en cacicazgos. A la Cabeza estaba el Zipa , el señor del cacicazgo en Bogotá, zona central colombiana, descendiente de la luna; y Zaque, gobernante de la parte norte de la confederación Muisca, sede del gobierno de de la antigua ciudad de Hunza, hoy Tunja. Eran secundados por otros caciques de menor rango los Usaques. Estos eran parte de la nobleza que ocupaban además el resto de los cargos. Luego venían los jeques o sacerdotes quienes eran intermediarios entre los dioses y el pueblo. Enseguida estaban los guerreros, eran los defensores del territorio. Más abajo encontramos al resto del pueblo, eran ellos quienes tributaban y quienes se hacían cargo de los trabajos artesanales, agrícolas, mineros. En último lugar se encontraban los esclavos, quienes por lo general eran prisioneros de guerra. A quienes también ocupaban para los sacrificios religiosos.
Se organizaban en clan y los hijos heredaban por línea materna lo que hace suponer el rol significativo de las mujeres dentro de este pueblo. Se permitía a poligamia pero solo la nobleza lo practicaba. Cada clan trabajaba su tierra liderados por un jefe, y un conjunto de clanes formaba una tribu, las que trabajaban las tierras de la nobleza.

Religión

Fueron politeístas donde sus dioses encarnaban principalmente a las fuerzas de la naturaleza donde el ser humano era el centro de esta. Así el hombre representó la sabiduría, el poder, la fuerza y la prudencia, mientras que las mujeres representaban la vida, la organización y la fertilidad.

a) Dioses:

Uno de los principales dioses era Chimininchagua, que quería decir fuerza suprema o principio creador, Chía, que representaba la luna y Xué o Sué el sol. Tenían a su vez la creencia de que existía una madre de la humanidad llamada Bachue, quien además era la diosa de las legumbres, también rendían culto al arco iris y los lagos eran considerados como espacios sagrados o divinos. Allí se celebraban diversas ceremonias.

b) La muerte

Rendían culto a sus difuntos, y creían que el descenso era el comienzo de un largo camino, donde la nueva vida sería fácil o difícil según el comportamiento que se había tenido en vida.

c) Ritos:

Practicaban el sacrificio humano, con niños y esclavos para dárselos a los dioses como ofrendas. Además, arrojaban esmeraldas y piedras preciosas en los lagos.

Agricultura, economía y elementos culturales

Excelentes agricultores, y al igual que sus vecinos los Taironas utilizaron las terrazas. El principal alimento era el maíz y sus diferentes variedades, aunque también plantaban algodón, yuca, batata, piña, entre muchas otras.Eran a su vez un pueblo alfarero muy importante, las vasijas encontradas son prueba de ello. De la caza obtenían conejos, curi, peces, venado y aves. Aunque la carne de venado la consumía especialmente la aristocracia.