Francisco Franco

El general español Francisco Franco gobernó su país como dictador casi cuatro décadas. Su figura anticomunista y nacionalista es polémica hasta el día de hoy.


Primeros años

El 4 de diciembre de 1892 nació en El Ferrol, La Coruña, España; Francisco Franco Bahamonde, en una familia y ciudad muy conservadoras. Sin embargo, su padre era un librepensador, mujeriego, lo cual causaba en Francisco un rechazo muy profundo.

Infancia

De muy niño un hecho le impactó: el regreso de la flota naval en 1898, destrozada, tras la derrota y pérdida de Cuba frente a Estados Unidos. Era el fin del Imperio Español. En 1907 ingresó a la Academia de Guerra de Infantería de Toledo. Estaría lejos de ser un alumno brillante, pero salió bien preparado.

Marruecos

El joven infante será destinado a Marruecos, que en 1909 otra vez está en conflicto. Es una guerra querida por el ejército, pero que cuenta con el rechazo de las masas españolas. Franco se destacará por su valor y capacidad de mando, lo que unido a un alto número de bajas entre los oficiales le permitirá ascender rápidamente. El 1 de febrero de 1914 es ascendido a capitán. Tiene 21 años y todo un futuro.

En 1920 se reestructura el ejército español en Marruecos, creándose el Tercio de Extranjeros, conocido como la legión. A Francisco Franco se le dio el mando de uno de sus tres batallones.

El 22 de octubre de 1923 contrae matrimonio con Carmen Polo.  En 1926 nace quien sería su única hija: María del Carmen.

El 13 de febrero de 1926 Franco es ascendido a General de Brigada. Tiene 33 años. Es un éxito en la prensa, al igual que su hermano Ramón, un destacado héroe en la aviación. Se le encarga la dirección de la recién creada Academia Militar de Zaragoza.

Durante la II República

En un inicio no intervino en las sublevaciones en contra del gobierno izquierdista de Manuel Azaña. Como no estuvo con los golpistas de 1933 se le recompensó con un mando en las islas Baleares, un honor propio de un General de División.

El 4 de octubre de 1934 estalló la insurrección contra el gobierno derechista de Larroux. Franco participó, al igual que otros generales, en los actos de represión que dieron por resultado unos 1500 muertos.

En 1936 las elecciones fueron ganadas por una coalisión de gobierno llamada Frente Popular. Nuevamente fue jefe de Estado Manuel Azaña, quien enterado de un complot que elaboran varios generales decide cambiarlos de lugar. Así el general Goded fue envíado a las Islas Baleares y Franco a las islas Canarias. La pasividad de Franco enojaba a los dirigentes de derecha, por ejemplo al líder de la Falange José Primo de Rivera; sus compañeros de armas le decían “miss islas Canarias 1936”.

El 16 de julio de 1936, un poco antes de la gran rebelión, Franco está listo en la Gran Canaria para moverse a Marruecos y asumir el mando de la sublevación. El 18 de julio ya no hay vuelta atrás, se han sublevado en Ceuta, Melilla y Tetuán. Se había iniciado la Guerra Civil.

Dictadura de Francisco Franco

Guerra Civil

Lo que iba a ser un golpe de Estado, que solo en días se controlaría a toda España, se convirtió en una larga guerra de tres años. En la península había unos 160 mil hombres en armas, que se dividieron prácticamente en proporciones iguales entre los republicanos, que defendían al gobierno del Frente Popular; y los nacionalistas, que eran los sublevados, contrarios al socialismo. Pero una fuerza romperá el desequilibrio, y ésta es la “legión de Marruecos”, soldados además con gran experiencia en combate. Al mando de ellos: Francisco Franco.

Su liderazgo durante la guerra civil fue indiscutible. Y una vez más la muerte de otros oficiales le permitirá no tener rivales en el mando. El 21 de septiembre de 1936 oficialmente Franco es nombrado “Generalísimo”. Tenía 43 años de edad.

El 1 de abril de 1939 termina la Guerra Civil. Alrededor de medio millón de muertos. Destrucción de la infraestructura. Una división en el país irreconciliable en el corto plazo, la salida de 400 mil españoles al exilio. El triunfo nacionalista se había transformado en el triunfo de Franco. en efecto durante los años de guerra se había hecho un culto a la personalidad.

Franco y el nazismo

Durante la guerra civil la Alemania nazi había dado apoyo aéreo a los nacionalistas. En consecuencia era esperable una alianza militar en vistas de la II Guerra Mundial. Reunidos en Hendaya, Adolf Hitler y Francisco Franco, tras una larga conversación, Franco ofreció su apoyo como país si se le entregaban los territorios del norte de África. Hitler consideró que era un costo muy alto para el apoyo de un país que estaba en ruinas. De esta manera España se mantuvo neutral durante toda la II Guerra Mundial.

Represión

Unas 270 mil personas fueron llevadas a campos de concentración. Se condenó a muerte o la cárcel por varios años a todos aquellos que lideraron de alguna forma la resistencia republicana. Se hicieron listas negras marginando del mundo del arte o las letras a aquellas personas contrarias al franquismo. Especialmente estricto fue con el comunismo y la masonería, a quienes atacaría incluso en su último discurso, poco antes de morir en 1975.

Monarquía

En 1948 Franco acordó con  Juan, hijo del depuesto rey Alfonso XIII de Borbón y exiliado en Portugal, que su primogénito Juan Carlos sería educado en España. Se le preparará para ser rey cuando fallezca Franco, y será supervisado por el mismo dictador.  Juan Carlos debió dejar a su familia e irse a vivir muy cerca de Franco.

Relaciones con Estados Unidos

La economía de España no lograba despegar. Su régimen dictatorial era rechazado en el resto de Europa occidental, y completamente aborrecido en la Europa comunista. Es la Guerra Fría. España ofrece a Estados Unidos el permiso para la instalación de bases militares en su territorio. A cambio pide ayuda económica. La administración del Presidente Dwight Eisenhower acepta el trato y Franco ya puede estar tranquilo.

Los últimos años

Los años sesenta se vivieron sin protestas callejeras estudiantiles, ni movimientos rupturistas. La fuerte represión del régimen simplemente no lo permitió. En los años setenta ya se observa un quiebre en la salud de Franco. Sigue la represión con condenas a muerte por tribunales de guerra. En octubre de 1975 sufre una serie de ataques cardiacos. Se complican con una peritonitis y finalmente un choque séptico. Muere el 20 de noviembre de 1975. Tenía 82 años.