Jorge Luis Borges: su vida y el ultraísmo

La vanguardia ultraísta del joven Jorge Luis Borges y sus rasgos singulares


Jorge Luis Borges es una figura que ha sabido llevar el lenguaje literario siempre un paso más allá. Es por esta razón que la vanguardia que cultivó siempre buscó ver que podía hacerse con el lenguaje que no había sido hecho hasta ese momento. Te invitamos a conocer más sobre esta vanguardia estética y la obra de Borges.

Su vida

Nace en Buenos Aires el año 1899 y muere en 1968, cuando ya vivía su vejez en la más completa ceguera que lo obligaba a dictarle a su amiga, esposa y secretaria fiel María Kodama.
Se destacó particularmente como un gran cuentista y ensayista, géneros en los que desarrolla la elaboración de apócrifos, esto es, documentos falsos que le permitían crear mundos fantásticos ligados generalmente con posibilidades que estaban más allá de las leyes de la naturaleza, libros y bibliotecas que poseían saberes arcanos y la virtualidad de los tiempos o universos paralelos. Sin embargo, antes del maduro escritor de cuentos, Borges fue un joven poeta que se dedicó con fervor a renovar las formas de la poesía modernista y a defender activamente las formas y principios de creación literaria que a él le parecían las correctas.

El ultraísmo de Borges

Las vanguardias artísticas tanto en Europa como en América Latina, se consideraron como grupos de avanzada que militaban, es decir, defendían activamente y con fuerza bélica (de hecho, la palabra vanguardia viene del lenguaje militar que designa al grupo que va más adelante en una batalla) las transgresiones de la literatura del siglo XIX, especialmente del realismo que buscaba representar la realidad de manera objetiva. Las vanguardias, tenían por lo tanto, un estilo combativo que se manifestaba en la publicación de manifiestos que exponían los principios de la vanguardia en cuestión, la cual era defendida con ímpetu confrontacional y provocador. Borges creó su propia vanguardia y en este estilo también publicó un manifiesto titulado “Ultraísmo”, junto con una revista literaria llamada “Ultra”. Estos fueron vehículos que promovieron su vanguardia y permitieron que los jóvenes ultraístas se convirtieran en la vanguardia artística Argentina.
Entre sus principios artísticos encontramos en primer orden su rechazo a las formas modernistas (justo la corriente literaria anterior al ultraísmo), especialmente a su preciosismo y los detalles decorativos y demasiado recargados. El ultraísmo, en cambio, defendía el uso de formas más sobrias, sin tanta abundancia de adjetivos e imágenes ornamentales, pues -como señala Borges- la idea es hacer síntesis con las palabras y no derrocharlas. Para el ultraísmo, de ser necesario, dos imágenes debían representarse en una sola, puesto que la síntesis es la forma suprema de representación. En consecuencia, la figura retórica que prima es la metáfora,  pues el principio de esta figura es la potencia de la creación de una identidad, es decir, el poeta puede crear un signo lingüístico cuyo significado ha sido determinado por el poder del creador.  La idea era poder expresar a través de las metáforas unidades que pudieran significar una experiencia vital. Así como las otras poesías de vanguardia, el ultraísmo resalta la necesidad de crear fuera de los límites de la poesía tradicional, con el propósito de hacer de la creación poética una constante evolución de las posibilidades del lenguaje.  Existía, sin embargo, el principio creativo inviolable de no intentar decorar con el lenguaje con el propósito de embellecer, esto para los ultraístas estaba del todo prohibido, pues ello no pretendían ser efectistas o espectacularistas, sino por el contrario hacer que la metáfora asumiera todo el peso de la expresión, sin palabras de más, ni vamos juegos sonoros. Será sorprendente que años después, el Borges ya no poeta, sino narrador, dirá que rechaza el “dogma de la metáfora”, distanciándose de su militancia poética de juventud.

Esperamos que hayas podido acercarte un poco más a la vanguardia de Borges y te animes a conocer otra faceta del escritor argentino.