Inmigración internacional en Nueva España

Españoles, asiáticos y africanos migraron a Nueva España dejando su impronta cultural en Mesoamérica.


A lo largo de la existencia del Virreinato de Nueva España se dieron múltiples oleadas migratorias que favorecieron un proceso de mestizaje que sentó las bases de la identidad cultural de los territorios controlados por la Corona Española.

¿Qué es la inmigración?

Entenderemos inmigración como un fenómeno que se genera por el traslado de hombres y mujeres desde su territorio de nacimiento hacia distintos lugares por diversos motivos. Se pueden dar procesos migratorios internos, como los son los que se dan desde el campo hacia las ciudades o hacia otras regiones del mismo país, y también están los procesos migratorios internacionales que ocurren cuando las personas se trasladan fuera de sus territorios de origen.

Mestizaje

Tras el arribo de los españoles a América se inició la colonización que tendría por objetivo asegurar los territorios y las riquezas para la Corona Española, para ello se establecieron todos los organismos pertinentes que dieron un orden europeo a los territorios conquistados. Tras el éxito de la conquista en territorio mesoamericano se conformó el Virreinato de Nueva España.

El proceso de colonización tuvo una serie de consecuencias sociales, económicas y políticas sobre los habitantes de Mesoamérica, siendo uno de los elementos más característicos el mestizaje causado por la mezcla entre peninsulares, nativos, africanos y asiáticos.

Apertura de rutas de exploración

Las exploraciones españolas hacia América permitieron el descubrimiento de nuevas rutas comerciales de gran interés para las diferentes potencias europeas. Es por ello, que prontamente se logró dar con una ruta que conectó América con Asia, con la posterior inclusión del territorio que hoy corresponde a las Filipinas al Virreinato de Nueva España.

La activa y permanente circulación en las rutas comerciales favoreció el traslado de personas que migraban con la intención de mejorar sus condiciones de vida.

Perfil de los inmigrantes

En el Virreinato de Nueva España se reconoce tres importantes grupos de inmigrantes hacia la región mesoamericana. Su importancia radica en la gran afluencia de personas que migraron en el periodo en que existió el Virreinato de Nueva España.

El primero de los grupos inmigrantes fueron los españoles, quienes migraron de forma masiva tras el triunfo del proceso de conquista y la consolidación del Virreinato y sus instituciones. La activación económica generada por la explotación minera y agrícola favoreció el traslado de campesinos pobres procedentes de España. Muchos de ellos, llegaron a territorio americano con el fin de desarrollar oficios artesanales o para cultivar la tierra.

Otro de los grupos que llegaron a este territorio fueron los africanos. Arribados al continente de forma forzosa, la mayoría de los hombres y mujeres de raza negra habían sido capturados y trasladados hacia América como mercancía para ser vendida entre los terratenientes y españoles de clase alta para luego ser utilizados en labores domésticas, mineras o en las plantaciones de caña de azúcar.  Los inmigrantes africanos que venían directamente desde su continente muchas veces no lograban aclimatarse a las duras condiciones que se les imponían, por lo cual, se recurrió a exportar esta mano de obra desde el Caribe, donde habían experimentado un proceso de acostumbramiento previo.

El último de los grupos de inmigrantes de Nueva España más importantes fueron los asiáticos. Este grupo migró gracias a la conquista del territorio filipino en la segunda mitad del siglo XVI que aseguró la ruta comercial hacia Asia. La mayor parte de los asiáticos que migraron fueron chinos y filipinos.

Consecuencias

Gracias a las constantes oleadas migratorias desde España, África y Asia, la población de Nueva España experimentó una permanente mezcla entre los diferentes grupos. La conocida inmigración internacional en Nueva España modificó el escenario cultural de América, combinando los diferentes elementos que cada grupo poseía dando origen a nuevos aspectos culturales que evidencian el sincretismo de las diversas cosmovisiones fusionadas y que son las herencia de las personas que hoy habitan el continente americano.