Cultura Wari

Conoce la localización, la temporalidad, quién descubrió a esta cultura, además de sus rasgos más relevantes en la economía y manifestaciones culturales


Localización y Temporalidad

La cultura Wari, fue una civilización andina, síntesis de tres importantes culturas como Huarpa, Nazca y Tiahuanaco, que floreció en el centro de los Andes centrales, aproximadamente desde el año 600 al 1100 d.C , correspondiente al denominado periodo llamado Horizonte Medio.  Su núcleo expansivo se localizó a 25 km al norte de Andacuyo, (Sierra sur del Perú) extendiéndose desde la sierra norte hasta Callejón de Huaylas, hacia la sierra sur de Cuzco, llegando también a Cajamarca por el norte, La Libertad, Moquegua y Sicuani por el sur.

Descubrimiento de la cultura Wari

Fue descubierta en 1969 por Luis Guillermo Lumbreras, quien se maravilló por la construcción de caminos que unían las ciudades con la capital. En la actualidad los antropólogos discrepan sobre si esta cultura paso a convertirse en un imperio, mientras algunos sostienen que si lo fue, debido a la dominación cultural, económica e ideológica que impusieron en los pueblos conquistados y su abrupta caída producto de la mala administración y descontento social, otros manifiestan que no alcanzó a convertirse en imperio debido a que no existen pruebas escritas que demuestren esta situación.

Economía Wari

La palabra Wari, es un vocablo quechua que significa indómito y agreste, tal vez por su carácter belicoso o bien por el ambiente geográfico que habitaron árido y difícil de dominar. Pese a estas dificultades, la cultura Wari, supo hacer frente a esto y lograron construir andenes en las laderas de los escapado, además de distintas obras de canalización y drenaje que aumentaron considerablemente la superficie cultivable, aumentando así la producción y alcanzando un gran despegue económico gracias a la agricultura, en complementación con otras actividades como la ganadería, el comercio, la artesanía de cerámicas y orfebrería, lo cual les permitió mantener un intercambio económico con otras culturas, entre ellas Tiahuancaco.

Dentro de los productos cultivados, destacan el maíz, la papa y la quinua, en la ganadería la domesticación de llamas y alpacas fue fundamental para extraer de ellas carne y lana usadas por los artesanos textiles. Los Wari impulsaron la agricultura intensiva, la producción masiva de bienes y productos y un activo intercambio comercial.

También establecieron una especie de “factorías” con los pueblos conquistados, quienes debían abastecer a la ciudad capital, conviertiendose en verdaderos centros coloniales, que explotaban a los pueblos de la periferia y circundantes. Para mantener este sistema, construyeron una extensa red de caminos que permitía sustentar las relaciones políticas y económicas

Expresiones culturales Wari

Los Wari dominaron diversas expresiones artísticas, destacadas por su influencia Nazca y Tiahuanaco en textilería y cerámica, lograron perfeccionar su técnica, llegando incluso a ser considerados como una de las culturas con mayor desarrollo en el ámbito textil, siendo catalogadas como las telas más finas del mundo andino, tanto por su belleza estética, sus imágenes y sus materiales elaborados a base de algodón y lana de camélidos como la vicuña. En la actualidad la compleja iconografía sigue impresionando a los investigadores.

La cerámica Wari, tiene una clara influencia Tiahuanaco. Se caracteriza por decoraciones geométricas y naturalistas,  policromaticas,  donde los colores más usados fueron el blanco, crema, purpura y gris. Los artesanos no sólo construían cantaros, vasos, figuras de llamas y urnas, sino también cantaros con cuellos-efigie y botellas de dos cuerpos con cabezas de felinos, plantas estilizadas y cráneos entre otros.

Caída de los Waris

La desaparición de esta cultura, es todo un misterio en la actualidad, los restos arqueológicos encontrados de ciudades abandonadas, han permitido construir diversas  hipótesis, entre ellas se destacan, las relacionadas con posible crisis interna que habrían terminado sucumbiendo a la administración del Estado Wari, las cuales habrían sido acompañada por invasiones de pueblos extranjeros como los Yaros a quienes los hombres de la región quechua  llamaban yacuaces. Por su parte, otras investigaciones, han apuntado al abandono de las ciudades del pueblo de Wari, debido a los cambios climáticos que habrían repercutido en la agricultura y ganadería, volviendo improductivas grandes fajas de tierra.

Sea cual fuese la causa de su extinción, al igual que lo sucedido con la civilización Chavín, la desaparición de la cultura Wari, no significó el desvanecimiento de su influencia cultural.