Imperio Inca: guerra civil

Conoce las explicaciones sobre el origen de la Guerra Civil entre los hermanos Atahualpa y Huacar, así como las tesis creadas sobre el desarrollo de esta guerra.


Tras la muerte de Huayna Cápac y el sucesor en el trono su primogénito Ninan Cuyuchi, producto de una epidemia de viruela, probablemente introducida desde Panamá, por los invasores españoles, se genera un “vacío de poder” debido a que el imperio no tiene cabeza que los dirija. Los sucesores probables son sus otros dos hijos: Huáscar, quien a la muerte de su padre Huayna Capac, se encontraba residiendo en la Corte Imperial del Cusco y su hermano Atahualpa, quien llevaba viviendo más de diez años en la Corte Imperial de Quito junto a su padre y hermano. Éstos vivían en Quito porque instruían al ejército que tenía como plan expandirse más al norte y controlar a los pueblos que constantemente se sublevaban en el norte del Tahuantinsuyo.

Debido a esta acefalía de poder, y ante el probable alzamiento de señoríos, se decide que Huáscar sea el decimosegundo emperador inca, marcando la supremacía que tenía la nobleza cusqueña por sobre la quiteña.

Tesis sobre las causas del origen de la Guarra Civil en el Tahuantinsuyo

Se consideran como motivos fundamentales del desencadenamiento de la Guerra Civil, dentro del territorio incaico:

  • La considerable cercanía y simpatía de Atahualpa con el experimentado ejército del norte, lo cual generó desconfianza en su hermano Huáscar.
  • La molestia generada en Huáscar por la no presencia de  su hermano Atahualpa, en la ceremonia funeraria de su padre Huayna Cápac en Cusco, enviando una comitiva desde Quito en su representación.
  • Quienes componían esta comitiva fueron cruelmente castigados por Huáscar, quien con esta acción demostró poderío frente a Atahualpa. Provocando el levantamiento de éste, desencadenándose así una Guerra Civil con graves repercusiones para el Imperio Incaico.

Guerra Civil en el Tahuantinsuyo: tesis sobre el desarrollo

Se consideran dos tesis en torno al desarrollo de la Guerra Civil en el Tahuantinsuyo;

Algunos historiadores e investigadores señalan que se sucedieron sangrientas y largas batallas. Otros, en cambio, sostienen que fue solamente una gran batalla final en el Cusco precedida de algunas reyertas. La realidad se acerca más a esta última teoría, la cual se detalla a continuación:

En una primera fase, las tropas de Huáscar lograron sendos triunfos ante el ejército de Atahualpa, situación que conllevó al apresamiento de éste, aunque logrando escapar. Tras ésta huida, Atahualpa logra reorganizar a su ejército, aunque se testimonia que éste no piso territorio cusqueño  debido a que corría serio peligro su vida; Huáscar y su ejército planeaban asesinarlo. Aun bajo estas amenazas el ejército de Atahualpa  logra avanzar y posteriormente cercar la ciudad de Cusco, logrando derrotar a las huestes huascaristas, destruyendo todo a su paso; siendo Huáscar apresado, debiendo presenciar el saqueo y la destrucción de la “ciudad imperial”. También tuvo que ver la horrenda muerte de sus familiares cercanos y del séquito que lo acompañaba. Durante su encarcelamiento, fue maltratado y mal alimentado; los atahualpistas hacían mofa  de su condición desventajosa y débil. Se sostienen dos versiones acerca de su muerte. Una de ellas señala que fue lanzado a un abismo, la otra que fue ahogado en un río por expresa petición de su hermano.

Atahualpa, tras la caída de Cusco, intentó reorganizar el ejército, para poder tomar posesión de Cusco, pero debió cambiar de planes ya que había recibido información de la llegada de unos “señores barbudos”, extranjeros que resultaron ser los invasores españoles.  Debido a esta extraordinaria situación, delega en Quizquiz, uno de sus hombres de confianza, el control de Cusco. Atahualpa prosigue rumbo hacia Cajamarca junto a su ejército, donde fueron emboscados y recibieron una dura derrota. Éste fue hecho prisionero y posteriormente ejecutado.

Quizquiz sofoca intentos alcistas de huascaristas, matándolos en el acto. Su ejército masacra a niños y mujeres que vivían en la ciudad. Se calcula que las personas muertas en esta Guerra Civil fueron entre 60.000 y 1.100.000, aunque no hay exactitud clara de dichas cifras.

Los españoles habían desembarcado en territorio incaico con la finalidad de saquear las riquezas del territorio, logran contactarse con un hermano del vencido Huáscar, Túpac Hualpa. Francisco Pizarro, líder de la expedición invasora, obtiene la confianza de él, otorgándole el título de Inca gobernista con la finalidad de aunar fuerzas para derrotar a  Quizquiz en el Cusco  y hacerse de la ciudad. Túpac Hualpa, presuntamente muere envenenado en manos de Challcuchimac (líder atahualpista), ante lo cual Pizarro ordena matarlo, facilitando la llegada del ejército español a la “ciudad imperial”.