Gobierno de Manuel Prado Ugarteche

Conoce el Gobierno de Manuel Prado Ugarteche (1939-1945).


El gobierno de Prado y Ugarteche abarcó los años  1939 a 1945, coincidiendo con el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, evento que no fue ajeno a la clase política peruana de dicha época. Prado resulta electo en base al apoyo entregado por su antecesor en la presidencia, Óscar Benavides, y por la poderosa e influyente burguesía progresista que sustentaba económicamente con sus exportaciones las arcas fiscales nacionales. Si bien el Partido Comunista y la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA) se encontraban ilegalizados desde el régimen de Sánchez Cerro, apoyaron tácitamente a éste candidato.

Avances económicos y sociales

El gobierno de Prado se destacó por las ganancias económicas obtenidas mediante el modelo exportador de materias primas, las cuales aumentaron tras el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Las exportaciones de caucho, azúcar, algodón y metales generaron grandes ingresos a los dueños de los medios de producción (burguesía) y a la arcas fiscales, pero con el desarrollo de este conflicto bélico, el país vio disminuida la cantidad de importaciones, porque los países a los cuales Perú compraba sus bienes e insumos participaron de esta guerra, disminuyendo la mano de obra (los obreros de estos países se alistaron en el ejército) y por ende la baja en la cantidad de artículos que estas naciones producían. Lo anterior, y en base a las ganancias recibidas por las exportaciones, propició la generación de nuevas industrias en el país sustituyendo aquellos artículos que anteriormente se importaban. Gran auge vivieron las industrias madereras, químicas, metalmecánicas y pesqueras, efecto que dinamizó la economía peruana porque se requirió de mayor mano de obra para trabajar en estas instalaciones, influyendo en la baja de los niveles de cesantía y mayor poder adquisitivo de las clases medias y populares.

La  situación económica de este periodo permitió ejecutar obras para promover el desarrollo del Perú. Una de estas iniciativas fue el término del asfaltado de la Carretera Panamericana, uniendo de norte a sur el país. Desde Lima se construyó lo que hoy conocemos la Carretera Central hasta la ciudad de Pucallpa cercana a la selva amazónica. Dicha selva propiciaba la entrega de caucho, látex (líquido lechoso) obtenido de varias plantas y requerido para diversas actividades industriales. Es por esta situación ventajosa, que el estado funda la Corporación Peruana del Amazonas para administrar los recursos obtenidos de estas extracciones. También se apoyó el desarrollo de la ganadería y agricultura.

En cuanto al desarrollo social, el ejecutivo potenció la alfabetización en los sectores más desprotegidos poniendo  énfasis en el desarrollo de la educación técnica, para hacer frente a la demanda de mano de obra que requería la naciente industria peruana. El Ministerio de Salud promovió una  campaña para que todos los niños fuesen vacunados para evitar enfermedades que pudiesen provocar daños en el futuro.

Problemas fronterizos

En 1941, el Perú debió enfrentar un complejo problema bélico con Ecuador, conflicto que se arrastraba desde el inicio de la vida independiente peruana. Ecuador reclamaba para sí los territorios de Maynas, Jaén y Tumbes y durante todo el siglo XIX pretendió anexarlos a su territorio. Durante el año anteriormente indicado, el país del norte atacó los puestos fronterizos que tienen en común con Perú, ante lo cual éste contraataca (Batalla de Zarumilla), invadiendo vastas zonas del sur ecuatoriano como Machala y Loja. Ante esta situación, se busca una solución al conflicto, a través de una mediación de EE.UU, Brasil y Argentina la cual es aceptada por ambas naciones litigantes, desmilitarizando previamente el área en conflicto y en 1942 firmando el Protocolo de Paz, Amistad y Límites, en Río de Janeiro con la garantía de Argentina, Chile, EE.UU y Brasil. Este acuerdo fue rechazado posteriormente por Ecuador.

Perú fue pionero en América Latina en romper relaciones con los países del eje durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial; apoyó a EE.UU, acción que significó el establecimiento de una base militar estadounidense en Talara, demostrando completa subordinación de Perú hacia el capitalismo norteamericano.

Otros hechos importantes a destacar en este gobierno fueron la creación de los departamentos de Tumbes y Pasco.