Expansión europea: Mercantilismo

La expansión territorial europea transformó la economía otorgándole nuevas características que potenciaron y consolidaron el mercantilismo.


Las dinámicas económicas se vieron abruptamente transformadas tras la incorporación de los nuevos territorios americanos. La exportación masiva de oro y plata desde América, llevó a que la actividad comercial europea se centrará en la acumulación de estos metales.

¿Qué es el mercantilismo?

El expansionismo europeo entre los siglos XVI-XVII trajo consigo el descubrimiento de un nuevo continente: América. El ingreso de estos vastos nuevos territorios causó una serie de transformaciones que no sólo implicaron la extensión territorial, sino también el control sobre nuevas riquezas, el desarrollo de los puertos atlánticos, las comunicaciones y la aparición de nuevas rutas comerciales. El continente americano aportó con una variedad de yacimientos de oro y plata que provocaron un enorme abastecimiento de estos metales a Europa.

Las tendencias económicas de la época, llevaron a que los estados buscaran acaparar estos metales preciosos y acumularlos de forma sostenida. El enriquecimiento de los estados a través de esta acumulación se conoce como Mercantilismo, el cual fue practicado por ciertos estados europeos durante los siglos XVI y XVIII. El Mercantilismo provocó el fortalecimiento del comercio y de las exportaciones.

Características del Mercantilismo

Entre las principales características del Mercantilismo destacamos:

  • Fue una actividad económica que se centraba en la acumulación de monedas y metales preciosos como el oro y la plata.
  • Fortaleció el aparato estatal, dándole mayor control. Los estados mercantilistas eran quienes se encargaban de organizar y programar el ingreso y extracción de oro y plata.
  • Cada estado mercantilista tuvo cualidades distintas. En el caso de España, la corona promovió que los metales traídos desde América permanecieran en territorio español, evitando el flujo de ellos a otros estados. Mientras que en Francia, se dio el Colbertismo, Mercantilismo al estilo francés ideado por el ministro Jean Baptiste Colbert, que buscaba asegurar la entrada de estos metales mediante la exportación de productos franceses. El estado francés, a diferencia de la corona española, no tenía dominio sobre los yacimientos americanos.
  • Promovió que las exportaciones aumentaran y superaran a las importaciones. Los estados europeos mercantilistas, buscaban la acumulación y uno de los métodos para asegurar esto era mantener un activo comercio que ofreciera a otros lugares del mundo productos manufacturados en el propio territorio.

La revolución de los precios

El ingreso masivo de nuevas mercancías provocó una profunda transformación en la economía de la época. Los estados, al volverse mercantilistas, centraron sus esfuerzos en la acumulación de metales preciosos. La extracción en los yacimientos de oro y plata fue en grandes cantidades. La llegada de estos apetecidos metales se aseguró mediante los programas de gobierno y en menor medida mediante del contrabando. Aun así, los ingresos fueron tan altos que causaron un cambio en la dinámica comercial, a ello se le conoció como la Revolución de los Precios.

Una de las principales consecuencias del ingreso en masa de metales preciosos fue la subida de los precios de los productos. En siglos anteriores, los precios habían permanecido y no habían sufrido grandes cambios, por lo que este aumento se transformó en un gran cambio para la época. En gran medida, esto provocó el aumento de los créditos y sus intereses.

Para asegurar los cambios, los estados europeos fortalecieron sus industrias, aumentando fuertemente el número de exportaciones. Lo anterior, estimuló activamente el comercio con Oriente.

De todos modos, los salarios no aumentaron y tendieron a estancarse a pesar de que las ganancias habían aumentado. Las dinámicas dadas durante este periodo histórico sentaron las bases para el posterior desarrollo y fortalecimiento del capitalismo.