Guerra Fría: Hitos históricos que marcan su fin.

A fin de la década de los ochenta una serie de hitos ponen fin a la guerra fría; sostenida por más de cuarenta años; dando paso a la hegemonía de EEUU.


A fin de la década de los ochenta de manera casi sorpresiva se pone fin a la Guerra Fría, tanto los políticos de los diferentes países del mundo como la opinión pública no lo esperaban, pues tras cuarenta años de competencia por el dominio mundial entre las potencias de EEUU y URSS, no habían señales claras de su fin.

Más sorprendente aun fue el carácter de su fin, pues esto se dio en un contexto pacífico entre ambas potencias mundiales, siendo clave en este sentido la llegada de Mijaíl Gorbachov al gobierno soviético en el año 1985, quien da pie para el inesperado acercamiento a EEUU, liderado en ese entonces por la figura de Ronald Reagan.

Gorbachov comprende que no es posible continuar con la política de la Guerra Fría debido a un colapso interno de la URSS, pues sus rígidas políticas económicas de índole socialista lo dejan en desventaja frente a EEUU y su modelo económico liberal, por otro lado el modelo soviético había generado deficiencias al interior del régimen producto de la baja actividad económica, escasa producción industrial, existencia de mercado negro, entre otras.

Como todo conflicto o acuerdo político, para que se concretara el fin de la guerra fría fueron necesarios diversos gestos por parte de los mandatarios, tendientes a minimizar los puntos en tensión, es así que diversos hitos pasan a la historia por ser trascendentales en este proceso, con esto nos referimos a:

  • La caída del Muro de Berlín
  • Revisión de la doctrina del Partido Comunista
  • Fin de la URSS y surgimiento de repúblicas independientes

 1989 Caída del muro de Berlín

Sin duda la caída del Muro de Berlín es uno de los hechos más emblemáticos del siglo XX, pues con la cobertura mediática que obtuvo, da cuenta al público mundial que se ha puesto fin a la guerra fría. Recordemos que tras la segunda guerra mundial Alemania queda fragmentada en cuatro partes, los territorios bajo dominio de EEUU, Francia e Inglaterra conformaron la llamada República federal Alemana (RFD), ubicada en el sector occidental, mientras que los territorios al oriente, bajo el dominio de la URSS constituyó la República Democrática Alemana (RDA).

En el año 1961 la RDA comienza a construir el muro debido fundamentalmente a la migración que se produce desde el sector soviético hacia el sector de los aliados, es decir desde Alemania oriental a Alemania occidental, que estaba mucho mejor desde un punto de vista económico, por lo cual resultaba muy atractiva. Esto significaba la pérdida de un importante contingente de trabajadores que afectaban directamente la economía de la RDA .

Muchas personas mueren tratando de cruzar el muro, recordándose como un episodio lamentable de la historia.
Finalmente, luego de la apertura de fronteras entre Austria y Hungría, se comunica en el mes de noviembre que está permitido el paso hacia el occidente, derribándose para siempre el muro.

1991 Revisión de la doctrina del partido comunista.

Debido a las reformas económicas y políticas insertadas por Gorbachov a través de la Perestroika y la Glasnost, surge la inmediata oposición del sector más tradicional del Partido Comunista de la Unión Soviética (PUCS) lo que desencadena en un intento fallido de golpe de Estado en agosto de 1991. Finalmente, tras la disolución de la URSS se reconoce constitucionalmente que las actividades de organismos del partido comunista así como sus estructuras de gobierno quedan prohibidas, lo que se traduce en que el partido ya no es el único representante de la clase obrera.

1992 Fin de la URSS y surgimiento de una comunidad de Estados independientes

Luego de la aplicación de las medidas contempladas en política interna de la Glasnost, comienzan a aflorar sentimientos nacionalistas en las diferentes repúblicas que conformaban la URSS. La disolución del partido comunista fue la antesala de que los diferentes países se embarcaran hacia la ansiada independencia política, poniendo fin definitivo a la Unión Soviética.