Homo Sapiens

Los actuales seres humanos, Homo Sapiens Sapiens, son los herederos de millones de años de evolución y aprendizaje. Su habilidad para sobrevivir ha sido la creatividad.


El única familia homínido del orden de los primates, que sobrevive en el mundo es el homo sapiens sapiens. Somos los seres humanos actuales, que antropológicamente corresponde a una subespecie del Homo Sapiens, que ha existido en el planeta desde hace unos 600 mil años. Los restos de Homo Sapiens Sapiens más antiguos fueron descubiertos en 1967 en Valle Omo, Etiopía, África, y con la tecnología del siglo XXI se pudo determinar que tenían unos 195 mil años de antigüedad. Desde hace millones de años han existido varios tipos de Homínidos, siendo diferenciados por tamaño de cerebro, estructura del esqueleto y habilidades desarrolladas. Como evolucionaron, cual fue el antepasado de quien, es un permanente debate entre los paleoantropólogos.

Origen del Homo Sapiens

¿Europeos o Africanos?

Durante mucho tiempo se pensó que el Homo Sapiens Sapiens dio sus primeros pasos en Europa, y se le llamó Cromagnon o Cromañón. Se afirmaba que había sido el primero con piel despigmentada (blanco) y otras afirmaciones que se vinieron al suelo con los descubrimientos en Etiopía de restos de Homo Sapiens Sapiens de casi 200 mil años de antigüedad. Todo hace presumir que la piel estaba muy pigmentada (négrida).  La antigua teoría establecía que en África vivió el Homo Ergaster, el cual se desplaza a Asia y Europa, dando origen al Homo Erectus y  al Homo Antecessor. Y el Homo Antecessor evoluciona en dos especies: el Homo Neanderthal y el Homo Sapiens. Si alguna vez se encuentran en África restos de Homo Antecessor esta teoría volverá a tener validez. Por cierto que ya mucho antes se había desechado la idea que decía que el Homo Neanderthal evolucionó a Homo Sapiens. Los últimos descubrimientos señalan que el Homo Sapiens Sapiens evoluciona por una línea muy separada del Neanderthal.

Expansión por el mundo

La teoría más aceptada actualmente señala que el Homo Ergaster, que vivió hace más de un millón de años en África es el antepasado común con el Homo Neanderthal. El Ergaster evolucionó dentro y fuera de África. En África dio origen al Homo Erectus, en Europa al Homo Antecessor, y también en África da origen al Homo Sapiens Arcáico, hace unos 600 mil a 500 mil años atrás. El Arcáico evoluciona a Homo Sapiens Sapiens en un período anterior al 200 mil años atrás.

Desde África el ser humano moderno avanzó al medio oriente, donde en Israel se han encontrado restos de hace unos 100 mil años. Pasarían unos 60 mil años más para que el Homo Sapiens Sapiens se expandiera hacia Europa, donde hay restos de hace 40 mil años, rumbo al Lejano Oriente, Australia y finalmente a América, donde los restos más antiguos no tienen más de 15 mil años.

Características del Homo Sapiens

Homo doblemente sabio

Originalmente se le llamaba solo Homo Sapiens, sin embargo, se le quiso diferenciar del Homo Sapiens Neanderthal, el cual tenía incluso un cerebro mayor que el hombre moderno. El Homo Sapiens Sapiens es en definitiva el ser humano que puede desarrollar habilidades enseñadas, que puede ser creativo para resolver problemas, y que su imaginación le permite crear mundos paralelos, en lo que se conoce como expresión artística.

Evolución del cerebro

Actualmente el cerebro humano es en promedio de unos 1350 centímetros cúbicos. Se ha establecido que el Homo Sapiens Arcáico, hace 500 mil años tenía unos 1000 centímetros cúbicos. La evolución fue relativamente rápida, y se explica por la necesidad de guardar información en gran cantidad, sobre todo después de creado el lenguaje verbal. El consumo de proteínas de origen animal hizo posible ese crecimiento.

Aspecto físico

Es posible observar, en promedio, a la cultura Pigmea con 145 centímetros de estatura, y en el mismo continente a la cultura Masai con 182 centímetros de estatura. Las variaciones responden a adaptaciones ancestrales, que están en el código genético, y a la alimentación que cada individuo recibe. Más allá de esa diferencia, sumada a las tonalidades de piel y colores de cabello y ojos, no existen diferencias en cuanto a la capacidad de desarrollo intelectual, físico o emocional. Durante mucho tiempo se habló de la existencia de tres razas humanas, asociadas a los colores de la piel, pero en realidad el Homo Sapiens Sapiens es una sola subespecie. Su visión en colores y la capacidad para asociar recuerdos con proyecciones futuras imaginadas le permiten desarrollar soluciones inventivas a cada problema que enfrenta.

Organización

El ser humano es gregario, lo que significa que a similitud de otros animales vive en manada, reconociendo a líderes que lo guían. Esto se ha civilizado en la creación de Estados con sus respectivos regímenes políticos. A nivel más personal organiza familias para la crianza de hijos. Para facilitar su vida divide las actividades según las destrezas desarrolladas durante su vida. Esta especialización del trabajo le ha permitido perfeccionar sus conocimientos, exhibiendo en los últimos 10 mil años grandes logros tecnológicos: agricultura, telares, rueda, imprenta, metalurgia, explosivos, electrónica, etc.