La revolución del neolítico

Conoce las principales características del neolítico, que cambios origino en los procesos agrícolas, la aparición de pueblos y sus principales cambios culturales y económicos.


El Neolítico

El neolítico fue un proceso de cambio profundo, que se inició con la sedentarización del hombre a causa de la labor agrícola. Se manifestó con distintos ritmos e intensidades en África, Cercano Oriente y Asia. Las primeras manifestaciones  aparecieron luego de la observación del ciclo solar y descubrir su relación con el crecimiento de las semillas. Sus diferentes expresiones, confluyeron en elementos comunes a todas las culturas, como la utilización de herramientas, que reemplazaron de forma gradual a la caza de animales y la recolección de alimentos.

Con el paso del tiempo mejoró la técnica agrícola, produciendo alimentos de mejor calidad, prologando la vida de los hombres y las mujeres, ellas pasaron a cumplir función principal en esta etapa,ya que se les atribuye el conocimiento de las labores agrícolas experimentando con cultivo de semillas, mientras el hombre salía a cazar y recolectar.

El uso de la agricultura trajo consigo la aparición de las primeras manifestaciones culturales, con la elaboración de  herramientas para perfeccionar la actividad en torno a la tierra, como el uso de la cerámica para fabricar recipientes, las primeras ideas religiosas e instrumentos de metal. Paulatinamente, el avance cultural provocó la organización de las primeras comunidades alrededor de 7.000 años atrás en la zona del cercano oriente y Egipto.

En definitiva, la evolución social y económica que se vivió en el neolítico se puede sintetizar en los siguientes elementos:

  •  Los grupos humanos se dividieron en tribus unidos por la pertenencia a un linaje ancestral. Esta forma de organización se jerarquizó alrededor de un líder de carácter religioso que forjó un sistema de creencias religiosas y rituales para practicar.
  • Posteriormente, la sociedad se dividió en sociedades de jefaturas, hasta el punto que un linaje obtuvo mayor importancia que los otros.
  • El progresivo aumento de la producción agrícola, ocasionó el almacenamiento de la producción agrícola, la que se repartió de forma igualitaria entre sus distintos miembros.
  • La base de la economía fue la reciprocidad en la distribución de los alimentos.
  • Por último, el aumento de la población, produjo la especialización del trabajo en distintas funciones

Este complejo periodo de tiempo llevo paulatinamente a la edificación  de pueblos y aldeas lo que poco a poco comenzó a generar un sistema de organización económica que llevo al intercambio comercial en torno a la agricultura y ganadería, generándose las primeras ferias comerciales, en las cuales se intercambiaron semillas, animales y cereales.

La revolución del neolítico además transcendió a todos los aspectos de las comunidades, se construyeron las primeras viviendas y calles. Del pelaje de los animales se fabricó lana para fabricar ropa, además de leche y carne.

Además, la invención del metal ocasionó el mejoramiento de la producción y con ello él diseño de nuevos utensilios para cortar y arar la tierra. Se construyeron represas para abastecer de agua a los poblados y así mejorar la labor agrícola lo que finalmente otorga los cimientos para la consolidación de las primeras civilizaciones.