Pueblo Hebreo

Orígenes históricos, religión, aspectos políticos, sociedad, economía y elementos hebreos presentes en la sociedad actual.


Orígenes Históricos

Grupo de tribus de raza semítica que, según la tradición, emigró desde Mesopotamia a Palestina (las tierras de Canaán) durante el II milenio a.c. No obstante, algunos estudiosos llevan su origen al desierto de la península del Sinaí. Los hebreos se trasladaron a Egipto, donde fueron esclavizados. Cuando, hacia el 1250 a.C., obtuvieron su libertad gracias a Moisés, viajaron a través del desierto y bajo su líder Josué, conquistaron y se asentaron en Palestina (Canaán).

Religión

Desde el punto de vista religioso, los hebreos corresponden al grupo semítico que adoraba a un dios llamado El, en oposición a los de más al norte que adoraban a un dios llamado Al. Aunque con anterioridad a la liberación por Moisés de la esclavitud de los faraones, ya contaba el pueblo hebreo con una cultura, y fue la religión judía la que le dio la indispensable cohesión y la que le impuso las enseñanzas morales sobre las que se asentó este pueblo.

Aspectos Políticos

El jefe o soberano de Israel era Yahvé y tenía por representantes a Moisés y Aarón, y luego a los sumos sacerdotes sucesivos.

La nación estaba compuesta por las doce tribus y cada una de ellas estaba formada por agrupaciones de 1.000 padres de familia con su correspondiente jefe. El Cuerpo consultivo se componía de 70 ancianos y los príncipes de las tribus.

Sociedad

La familia tenía por base el matrimonio. Las uniones entre personas consanguíneas estaban prohibidas, así como las de hebreos con pueblos de otras religiones. La poligamia y el divorcio fueron autorizados pero con ciertas restricciones. El padre era el jefe de la familia; el poder sobre sus hijas acababa cuando éstas se casaban; en cambio su poder sobre los hijos perduraba hasta la muerte.

En cuanto al régimen de propiedad, las tierras no podían adquirirse para toda la vida, y el vendedor podía readquirirlas cada cincuenta años al celebrarse el año del Jubileo. El derecho penal se basaba en la Ley del Talión.

Economía

La Economía hebrea no tenía una base muy específica, ya que fue un pueblo nómade por muchos años. Los hebreos se dedicaron principalmente al comercio y la agricultura. También se puede destacar los artesanos y manufacturadores. En cuanto al régimen de propiedad, las tierras no podían adquirirse para toda la vida, y el vendedor podía readquirirlas cada cincuenta años al celebrarse el año del Jubileo.

Cultura

En la cultura hebrea se ha producido una literatura muy abundante, parte de la cual ha influido fuertemente en las otras culturas, como sucede con la Biblia. La música también fue cultivada por los hebreos, y Samuel, el último de los Jueces, fundó una escuela de músicos.