Cómo crear un texto expositivo

Descubre a continuación una serie de factores que tener en cuenta al momento de crear un texto expositivo.


¿Qué es un texto expositivo?

El texto expositivo es un tipo de texto que tiene por finalidad entregar información que es desconocida para los lectores, informar sobre un tema especializado, difundir conocimientos, y enseñar. Es por esto, que la función del lenguaje que predomina en este tipo de textos es la referencial, ya que se trata de entregar información.

¿Cómo escribir un texto expositivo?

Para entregar información de manera escrita, es necesario considerar ciertas variables que permitirán generar un texto expositivo óptimo que sea capaz de cumplir su función:

1. Tema: El tema del texto expositivo está en relación con la finalidad del mismo. No sirve de nada escribir un texto expositivo de información ya conocida porque perdería su utilidad. Es por esto que el tema debe ser novedoso o polémico de manera que entregue información nueva para el destinatario y que le de a conocer cosas que hasta el momento desconoce. El tema puede ser respecto a cualquier área: salud, actualidad, gastronomía, política, arte, tecnología, etc.

2. Información verdadera: Dado que se trata de entregar información, es importante que ésta esté respaldada por una fuente seria y fidedigna, de manera que la información entregada sea verdadera. Generalmente hay una investigación bibliográfica o experimental que respalda el texto expositivo, con el motivo de que lo que se dice es seguro y está comprobado.

3. Destinatario: Otro de los factores principales a tener en cuenta en el momento de escribir un texto expositivo es a quien está dirigido. Esto influirá en la calidad de la información y en la manera en que ésta es en entregada. No es lo mismo escribir un texto sobre comida sana para expertos en cocina que para niños de diez años. Tener claro el destinatario permite seleccionar la información importante para quien leerá u oirá el texto expositivo, y organizar y adecuar la misma según la audiencia.

4. Situación enunciativa: Donde será publicado o enunciado el texto expositivo también es un factor a considerar en el sentido de que permite hacerse una idea de cuan largo debe ser el texto, como debe ser estructurado y si deberá tener un apoyo extratextual como una imagen, una presentación en power point, música, etc. También si será parte de una revista, un diario o una publicación más grande, probablemente sea necesario una introducción o justificación del tema, etc.

5. Organización del texto: Una vez resueltos los factores anteriores, es posible estructurar el texto a partir de los mismos. La organización general consiste en introducción, desarrollo o conclusión, sin embargo existen otras segmentaciones que irán armando el texto como la presentación de un problema y su solución, la enumeración de cosas, una comparación, una definición, etc., o también decidiendo si el texto será escrito de manera deductiva (de lo más general a lo más específico) o inductivamente (desde lo específico hacia lo general. Lo importante es ir ubicando esquemáticamente las distintas partes de la información que será entregada, siguiendo un orden lógico y coherente de las ideas

Ejemplo:

Texto Expositivo. Tema: Las consecuencias del terremoto en el norte de Chile. Forma deductiva. 

 

                                             – Contextualización

Introducción:               – Justificación

                                           – Presentación del problema

 

                                         – Enumeración y explicación de las consecuencias

Desarrollo:                 – Clasificación de las consecuencias

                                        – Posible solución

 

Conclusión:              – Conclusión e importancia del tema. 

 

6. Objetividad: El texto expositivo entrega información dejando de lado la opinión e intentando lograr la mayor objetividad posible a través de expresiones ciertas, breves, claras y simples.

7. Lenguaje: El lenguaje que será utilizado en el texto expositivo depende claramente de la audiencia y de la situación de enunciación, sin embargo, éste también debe ser adaptado al tema del que se está exponiendo y adoptar cierta especialización a través de tecnicismos o palabras específicas del tema.

8. Importancia de la conclusión: La conclusión no sólo sirve a modo de cierre, sino que recalca también las ideas más importantes de la exposición, llegando a una idea general que resume y que marca la relevancia del texto.