Conectores concesivos

A continuación conocerás los conectores concesivos más relevantes.


Los nexos concesivos son los que introducen una objeción o dificultad para el cumplimiento de lo dicho en la oración. Es importante mencionar que los conectores de este tipo establecen relaciones subordinadas, es decir, los segmentos del enunciado que conectan dependen entre sí. Son conjunciones concesivas las siguientes: aunque, si bien, por más que, siquiera, aun cuando, a pesar de que y mal que. Veamos algunos ejemplos de su uso:

Por más que gritó, nadie escuchó su llamada de auxilio.

Te daré un consejo, aun cuando no lo hayas pedido.

Haz el bien aunque nadie te lo agradezca.

Si bien es cierto que la televisión no es el único medio de comunicación, también es cierto que es el más conocido.

A pesar de gustarnos las visitas, preferimos que no vengan tan seguido.

Mal que le pese, le diré la verdad.