El Reportaje

El reportaje es una forma de narración, ya que trata temáticas en forma detallada, ahondando en las especificidades de la información que se entrega.


Estas temáticas incorporan información directa y del tipo documental, donde tiene mucha importancia la descripción, el análisis acabado y la observación de forma directa, considerando diversas fuentes que ayudan a la recopilación de los datos.

El reportaje implica un proceso de investigación por parte de un grupo de periodistas, quienes averiguan acerca de un tema de interés público, que no necesariamente tiene que ver con la actualidad y lo presentan de modo objetivo.

El reportaje puede ir acompañado de imágenes o fotografías, con la finalidad de dar más peso al proceso indagativo que se ha realizado. Asimismo, suele incorporar testimonios o relatos de terceros para apoyar la información dada.

El reportaje puede dividirse en dos tipologías:

El Reportaje Objetivo

Es aquel que plantea, expone el tema de forma objetiva y el periodista asume un rol imparcial frente a los hechos, dejando de lado expresiones apreciativas, juicios u opiniones personales. Este tipo de reportaje tiene una extensión mayor que la que presenta la noticia, ya que en la en éste se incluyen más cantidad de datos y especificaciones, que sirven de complemento y clarificación para la información entregada.

El Reportaje Interpretativo

Se refiere a la presentación de un acontecimiento actual, que se da a conocer utilizando juicios de valor por parte del emisor. En este tipo de reportaje no hay limitación de extensión y estructura del relato es totalmente libre.. Hay una valoración documentada de los hechos de actualidad, donde se entregan causas y consecuencias de un problema.

Julio Cortázar: la seducción por la palabra

La muerte de Julio Cortázar, aquel domingo 12 de febrero de hace diez años, vino a instalarse en nuestro presente como el final de su juego más hermoso: “hacer el amor” con la palabra. Cuando su “pescadito intercostal” se plantó y dijo “basta” se cerraba una relación amorosa de casi 40 años con sus lectores. Son ellos los que dejan flores, piedrecitas o cartas sobre la tumba del cementerio de Montparnasse, donde fue enterrado junto a su mujer, Carol Dunlop. París es ahora su “isla final”, la ciudad que había elegido para vivir cuando abandonó Argentina en 1951… En este reportaje, a continuación, repasaremos algunos hitos clave en la vida del autor.

(Revista CO & CO, febrero, 1994)