Textos normativos e instructivos

Te invitamos a conocer un tipo de textos que nos entregan información, acerca de los pasos a seguir o reglas necesarias para lograr un objetivo.


Textos instructivos y normativos, ¿Qué son?

Los normativos e instructivos, pertenecen a los llamados textos expositivos, pues su función, es entregar al lector, hechos objetivos. Por este motivo, la función del lenguaje central o preponderante es la referencial.

El texto instructivo

Se puede definir como todo aquel texto, que nos entrega o señala los pasos necesarios para ejecutar un determinado proceso, llegando a un resultado final. Para lograr ese objetivo, se requiere de un lector que sea capaz de respetar la secuencia de pasos que se nos entrega en esta clase de escrito.

Las recetas de cocina, los pasos para armar un mueble, un juguete o, un artículo tecnológico, son ejemplos, de textos instructivo.

Características y partes del texto instructivo

Si deseas redactar un texto instructivo, debes conocer sus partes, así como también,  las características de cada una de ellas. Te las presentamos a continuación:

1. Título

Debes comenzar por colocar un título que refleje de forma precisa, la idea que persigue la instrucción que escribirás. Por ejemplo: “Instrucciones para armar el sillón FX2000”.

2. Introducción

Luego, debes elaborar una introducción breve, en la que presentes el el objeto o proceso que se llevará a cabo en el texto que redactarás.

3. Instrucciones.

Señala cada una de los pasos que se deben realizar para lograr el objetivo deseado. Para ello:

  • Explica claramente, cada paso, de forma muy breve. Con una oración, es suficiente.
  • Coloca cada paso, al margen, demarcando el orden de las mismas, con un número, una viñeta o una letra.
  • Utiliza verbos en modo imperativo, es decir, que apelen directamente al lector. Por ejemplo: Tome la pieza “A” y únala a la “B”.
  • También puedes utilizar, en lugar de los números o viñetas; de conectores temporales, tales como: primero, en segundo lugar, finalmente o posteriormente; entre otros.

4. Imágenes

Las imágenes son fundamentales en este tipo de texto, pues actúan como un perfecto, complemento visual, que ilustra al lector, acerca de cómo realizar cada paso y el resultado que se espera al finalizar su ejecución. Estas, pueden ir, rotuladas con números o con los nombres de cada pieza o parte; en el caso de que se trate de un objeto.

Texto normativo

El texto normativo es aquel que entrega una serie de reglas para el logro o realización de una acción o proceso. El incumplimiento de alguna de esas normas, hace que el lector, se arriesgue a un castigo. Este castigo, puede ser: una sanción social, el cobro de una multa o, incluso, la cárcel. Ejemplos de este tipo de texto son: los reglamentos de los deportes, los reglamentos para practicar un juego de mesa, las leyes del tránsito, las leyes de un país, etc.

Características y partes del texto normativo

Si deseas redactar un texto normativo, debes conocer sus partes, así como las características de cada una de ellas. Te las presentamos a continuación:

1. Título

Debes comenzar por colocar un título que refleje de forma precisa, la el asunto del que tratará el reglamento. Por ejemplo: Ley del trabajo.

2. Introducción

Elaborar una introducción breve, en la que presentes el objetivo de la normativa que presentarás.

3. Normas

  • Señala cada norma del forma clara y breve.
  • Agrega, la sanción que traerá aparejada, el incumplimiento de cada regla.
  • Coloca cada norma, al margen, con un número, una viñeta o una letra.
  • Utiliza verbos en modo imperativo, es decir, que apelen directamente al lector. Por ejemplo: Estacione el auto, solo en los lugares demarcados para ello.