La Elipsis

Qué es una elipsis, cuáles son sus características y cómo construir una en cuatro pasos.


A continuación sabrás qué es una elipsis, reconocerás sus características y comprenderás cómo hacer saltos elípticos dentro de una narración en tan solo 4 pasos.

¿Qué es una elipsis?

Para que puedas comprender qué es una elipsis es necesario que comprendas que existe una relación muy estrecha entre el cine y la literatura. Aunque la literatura es muy anterior al cine, las técnicas cinematográficas para contar historias (también conocidas como montaje) han sido tomadas por la literatura y el lenguaje narrativo. La elipsis está presente en la mayoría de las secuencias literarias.

Elipsis significa omitir o eliminar, tal como eliminamos u omitimos detalles o episodios al contar una anécdota o una historia. Cuando contamos una historia controlamos el tiempo de la secuencia que estamos narrando. De hecho, existen tres tipos de tiempos posibles en un relato:

Tiempo de la historia: Es el tiempo cronológico, es decir aquel que se relaciona con nuestra forma de percibir el tiempo, donde todo está ordenado según causa y efecto.

Tiempo del relato: Es la disposición estética de los acontecimientos que se están narrando, en otras palabras es una forma artística de contar algo. El narrador rompe el orden cronológico que reconocemos y comienza a hacer saltos temporales o saltos elípticos.

Tiempo referencial histórico: Es el tiempo al que corresponde aquello que se está narrando, también conocido como contexto de producción. Por ejemplo, al leer “Diario de navegación” de Cristóbal Colón sabemos que el tiempo referencial es el S. XVI pues fue escrito en ese tiempo.

La elipsis tiene que ver con el tiempo del relato, es decir los saltos temporales que escoge el narrador para contar una historia y producir un cierto efecto en el lector. El narrador escoge qué cosas contar, qué cosas no contar y de qué manera.

¿Cómo es una elipsis?

A continuación encontrarás una enumeración descriptiva para que puedas comprender las características principales de una elipsis, puedes retornar a ella para recordar rápidamente aspectos que se puedan olvidar.

1. La elipsis hace relación con la disposición de los tiempos en el discurso narrativo. Hace relación también con aquellos elementos que elimino o suprimo para narrar una historia.

2. Toda alteración al tiempo cronológico se conoce como anacronía, es decir alteración del tiempo de la historia (causa-efecto).

3. Los saltos elípticos se presentan cuando existe una anacronía. Estos saltos temporales pueden ir hacia adelante (prolepsis) o hacia atrás (analepsis).

4. Los saltos elípticos hacia adelante (prolepsis) se conocen como Flash forward.

5. Los saltos elípticos hacia atrás (analepsis) pueden ser dos

a) Flash back: Breve salto temporal hacia el pasado y retorno rápido al presente.
b) Racconto: Salto extenso hacia el pasado y retorno hacia el presente.

¿Cómo hacer una elipsis 4 pasos?

A continuación encontrarás los pasos para que puedas construir tu propia narración con saltos elípticos. Recuerda que se trata solo de un ejercicio y que puedes construir tu propio método más adelante.

1. En primer lugar, para construir una narración que tenga saltos elípticos debes comprender muy bien qué es aquello que vas a contar, en otras palabras, debes tener pleno conocimiento de los sucesos que estás narrando (Tiempo de la historia). ¿Qué es aquello que quiero contar? Te sugerimos partir con un relato autobiográfico, es decir una donde tú mismo seas el protagonista.

2. A continuación, escoge el momento desde el cual quieres comenzar tu narración. Supongamos que el tiempo que escoges para iniciar tu relato es una clase de Historia en tu colegio. Imagina que en aquella clase están hablando de un suceso histórico que viviste cuando eras niño. Si el protagonista (tú) vuelve en el tiempo a través de su memoria y comienza a narrar brevemente su propio recuerdo en ese momento histórico determinado (tú de niño), para luego volver rápidamente al presente de tu relato (tú en tu clase de historia) entonces estamos frente a un flash back. 

3. Ahora bien, imagina que tu relato continúa y te encuentras con un antiguo amigo al cual no veías desde que eras niño. Tu amigo y tú se sientan a conversar sobre sus vidas y éste te pide que le cuentes todo lo que ha pasado contigo desde que eran niños. Si comienzas a narrar toda tu vida desde el momento en el que dejaron de verse hasta el presente, entonces estamos frente a un racconto, pues el salto elíptico hacia el pasado es mucho más extenso.

4. Por último, si dentro de tu auto-biografía tuvieras la posibilidad de ir hacia el futuro, ya sea a través de una premonición o bien narrando algún suceso futuro para luego volver al presente, entonces estarías escribiendo una prolepsis o un flash-forward. Ésta última anacronía es mucho más común en el cine, por ejemplo en “2001: Odisea en el Espacio” existe un salto temporal desde un simio en el pasado hacia el futuro, representando la evolución del ser humano.