Objeto lírico: sus carecterísticas y cómo construir uno

A continuación te explicaremos qué es el objeto lírico, cuáles son sus principales características y cómo construir un objeto lírico de un texto poético en tres pasos.


¿Qué es el objeto lírico?

Dentro del texto lírico existen distintos componentes, como lo es el hablante lírico, el temple de ánimo, el motivo lírico, etc. Uno de estos componentes es el objeto lírico, que es el tema que abordaremos ahora.

El objeto lírico es la persona, objeto o situación que origina el estado de ánimo o emociones que el  hablante lírico (la voz ficticia que enuncia el texto lírico) expresa. Es el referente concreto o tangible del cual se habla y sobre el cual se construye el poema.

El objeto lírico, entonces, es el elemento concreto (ya sea persona, animal, cosa, personificación, etc.) que sirve al hablante lírico para hablar de su interioridad.

Características del objeto lírico

  • El objeto lírico es el elemento concreto del cual se habla en el texto poético y que sirve al hablante lírico para expresar su subjetividad.
  • Por lo tanto, puede ser una cosa, una persona, una personificación, una situación, etc.
  • Para ejemplificar el objeto lírico de un poema, recurriremos a La higuera de Juana de Ibarbourou: “Porque es áspera y fea, /porque todas sus ramas son grises, /yo le tengo piedad a la higuera. //En mi quinta hay cien árboles bellos, /ciruelos redondos, /limoneros rectos /y naranjos de brotes lustrosos. //En las primaveras, /todos ellos se cubren de flores /en torno a la higuera. Como se puede apreciar, el objeto lírico de este poema es la higuera.
  • Para ilustrar, nuevamente, el objeto lírico de un poema, nos referiremos a Odio el mar de José Martí, el cual dice: “Odio el mar, sólo hermoso cuando gime /Del barco domador bajo la hendente /Quilla, y como fantástico demonio, /De un manto negro colosal tapado, /Encórvase a los vientos de la noche /Ante el sublime vencedor que pasa”. El objeto lírico en este poema es el mar.

Cómo hacer un objeto lírico en tres pasos.

A continuación te dejamos tres simples pasos para ayudarte a construir e identificar el objeto lírico de tus poemas, ya sean para la escuela o para proyectos personales. Ya que la poesía es una expresión de la subjetividad, no hay una fórmula exacta para crearla, por lo que los pasos que te dejamos aquí son sólo una herramienta que deseamos te permita un acercamiento a la creación lírica.

1. El objeto lírico es el elemento concreto del que habla el poema, por lo que puedes acercarte desde distintas aristas a identificar qué objeto es el que puede ser de utilidad en tu poema. ¿Cuáles podrían ser estos acercamientos? Si deseas escribir un poema sobre algún sentimiento que tengas, por ejemplo el amor romántico, el que podrías abordar hablando sobre el/la amado/a, que constituiría el objeto lírico. O podrías hablar de las flores de tu jardín y decir que las rosas son las amadas del cielo, que las acaricia con suavidad y obliga al resto de las flores a inclinarse con reverencia ante su belleza, describiendo a las rosas principalmente para volverlas el objeto lírico del poema.

2. Otro acercamiento posible podría ser buscar directamente un elemento de tu alrededor sobre el cual te parece interesante escribir, es decir, buscar el objeto lírico directamente de tu contexto. ¿Cómo podría resultar esto? Por ejemplo, un tren que pasa por tu ciudad, sobre el cual podrías expresar tus pensamientos y sentimientos (que es el vestigio de un mundo que se escapa y que el tren mismo persigue sin final) o un amigo al cual quieres decirle algo, al cual podrías hablar directamente e incitarlo a algo (podría ser a mirar hacia la infancia que pasaron juntos para agradecerle), etc.

3. Puedes transformar en objeto lírico todas las cosas o personas que están a tu alrededor, en tanto pueden ser las puertas hacia emociones o pensamientos subjetivos que desees expresar.