Historia de la lengua española en hispanoamerica

Te invitamos a aprender más sobre como llegó el idioma español desde la Península Ibérica a nuestro continente americano. 


La lengua española ha evolucionado culturalmente a lo largo de veinte siglos, desde la época romana (siglo I A.C.) en la península ibérica para luego expandirse en parte importante del territorio centro y sudamericano. Esta historia trata de las influencias a las que el idioma español se vio sometido la que podríamos dividir en tres planos, por una parte todo lo que ocurre con el español en Europa, lo que sucede después en el territorio americano y en un tercer plano las influencias recíprocas entre Europa y América.

El español en Europa

En España nuestro idioma se oficializó como lengua del imperio a partir del matrimonio de los reyes católicos. En el año 1492 Nebrija escribe la primera gramática que será famosa por la afirmación que realiza el autor en el prólogo en la que señala que el idioma es la mejor arma del imperio. Esto tiene consecuencias políticas significativas. Por un lado, unifica gran parte de los territorios que hoy se conocen como España, bajo un mismo idioma. Desplazando así todas las variaciones dialectales e idiomas que existían en esa época (algunos de ellos han perdurado como es el caso del catalán y el vasco), lo que implica una primera aparición  de lo que será cultural y políticamente el Estado Moderno español. Por otro lado, oficializar del español como lengua del imperio tenía como propósito imponerlo en las tierras que se conquistarían con la empresa naval de Cristóbal Colón. De este modo, es como se inicia la historia del español en América Latina.
Esto no quita el hecho de que, antes de la constitución oficial y política del español por parte de los reyes católicos, este idioma existía de manera primitiva. Esto quiere decir que desde hace más de dos mil años antes de la gramática de Nebrija ya existía un naciente desarrollo de esta lengua en la Península Ibérica, pero comparándola con los seres vivos se encontraba aún en estado de embrión. En consecuencia, sufrió muchos cambios a lo largo de estos siglos por ejemplo la “x” era un fonema (sonido representado por una letra en términos lingüísticos) que no existía en el español primitivo, pero con los cambios en las formas en las que los hablantes usaban su lengua fue apareciendo.

El español en América Latina

Como ya mencionamos, fue con la llegada de los colonos españoles -el mismo año en que se publica la primera gramática- que el español llega a América y con esto sufrirá profundos cambios debido a las múltiples influencias a las que se verá sometido en este inmenso territorio. Primero es necesario recordar que no sólo existen tres grandes civilizaciones (Maya, Azteca e Inca), sino también múltiples comunidades y pueblos aborígenes con una población más pequeña. Esta diversidad múltiple hizo que el español asimismo se diversificara, por esta razón no es extraño que los acentos cambien tanto de un país a otro. Pero no es sólo una cuestión de acento, pues también los usos  de ciertas palabras los cuales no dependen sólo del sistema de la lengua que se comparte, sino también de una identidad cultural propia de cada zona geográfica. De este modo, los hablantes del español de México variaron el idioma no sólo por la influencia de sus pueblos autóctonos, sino también por la presencia y contacto cada vez más intenso con los Estados Unidos, esto ha significado un fuerte intercambio entre ambos países y con ello la aparición de nuevas formas lingüísticas cómo es el caso del “espanglish”, fenómeno que representa la mezcla entre el inglés estadounidense y el español latinoamericano.

Te invitamos a seguir conociendo la inmensa variedad lingüística de nuestro continente.