Integrantes de una obra de teatro

Te invitamos a descubrir  los elementos imprescindibles para dar vida a una obra dramática, a través de su puesta en escena.


Cuando nos vemos sometidos a la tarea de realizar una obra teatral, es fundamental, tener en consideración los siguientes elementos, que formarán parte de una exitosa puesta en escena. Dichos elementos se clasifican en:

Dramaturgo

Es quien escribe la obra teatral y quien va caracterizando a los personajes, a través de sus acciones y de la información que indica mediante las acotaciones. También nos indica los rasgos de la escenografía, al presentarnos los diversos cuadros que presenta la obra.

Quien desee llevar una obra dramática, al escenario, debe respetar las ideas señaladas por el autor.

Director

Es el encargado de  liderar la puesta en escena. Él conoce en profundidad la obra dramática que ha seleccionado; elige a los actores, inspirado por su conocimiento de la obra leída y trata de interpretar el sentir y el actuar de ellos.

El director entrega indicaciones a todos los involucrados en la puesta en escena y va, incluso, dando pautas a los actores, acerca de cómo representar a los personajes.

Actores

Son quienes dan vida a los personajes, a través de su caracterización, así como de la adopción de los roles y problemáticas que deben enfrentar durante la trama de la obra y el conflicto dramático.

Es responsabilidad de los actores, para que el papel encarnado sea exitoso, estudiar a conciencia el guión teatral y además, explorar en diversas fuentes, aspectos del personaje, que el actor no maneja en su vida personal y que necesita aprender para poder desempeñar una buena actuación. Por ejemplo: si el personaje a representar es un obrero de la construcción; el actor podría ir a conversar con un grupo de ellos u observarlos para inspirarse en alguno. De este modo, puede adquirir su forma de vestir, de hablar y sus gestos.

Escenógrafo

Es el encargado de dar vida a los espacios, a los ambientes físicos en los que se desarrollará la obra teatral. Para ello, debe conocer a cabalidad el guión, así como la descripción de los diversos cuadros que la obra posee.

Musicalizador

Es el encargado de acompañar la acción dramática con música que sea adecuada para cada momento y sentimientos que van surgiendo en la obra y en los personajes. Por este motivo, debe conocer muy bien el guión, los espacios y las emociones que gobiernan la obra. De la buena selección musical, depende también, el éxito de los momentos de tensión y el recuerdo que deje en el público la puesta en escena vivenciada.

Tramoyista

Se encuentre detrás de la obra y es el encargado de ayudar a cambiar la escenografía y de estar atento ante cualquier necesidad que surja a lo largo de la representación.

Maquillador

Es el encargado de dotar a los actores de todos los rasgos que el personaje que encarnarán, posee, mediante el trabajo con sus rostros.

Iluminador

Es el encargado de dotar de emoción a la puesta en escena, a través de los juegos de luces que se apreciarán en el escenario. Por ejemplo: oscurecer el fondo e iluminar sólo a los personajes, a fin de destacarlos.

La iluminación acompaña a la música y a la escenografía, dándole mayor realce a lo que estos comunican.

Encargado de vestuario

Es la persona que busca y selecciona los mejores atuendos para que utilice cada personaje, en cada momento de la obra. Para ello, debe conocer a fondo la historia que se nos cuenta, los rasgos de los personajes y además, las características físicas de los actores.

 Productor

Es el encargado de supervisar que todos los elementos ya mencionados, estén en correcto funcionamiento y se encuentre todo lo necesario, para el día en que se realice la puesta en escena.