La Carta

A continuación, procederemos a explicarte qué es una carta, los rasgos que constituyen sus principales características, dónde puedes encontrar una y cómo construir una carta creada por ti mismo en tan solo cinco pasos.


¿Qué es una carta?

Una carta es un tipo de escrito usado desde hace muchos siglos, que posee principalmente una función comunicativa. A través de una carta se intenta transmitir un mensaje, creado y enviado por un emisor y recibido por un receptor. Existen dos tipos de cartas, aquellas que se usan en situaciones formales y las que no. Las primeras poseen una estructura mucho más rígida. Las últimas, en cambio, son mucho más moldeables a las necesidades del emisor. También, existen aquellas cartas que tienen rasgos literarios y aquellas que no los tienen.

¿Cómo es una carta?

En la siguiente enumeración descriptiva encontrarás las principales características que están presentes en una carta, además de un mapa conceptual que te ayudará a comprender sus rasgos más importantes.

Las cartas son uno de los medios de comunicación más antiguos que existen. Sin embargo, con la llegada de las nuevas tecnologías su uso ha ido decayendo poco a poco, aunque aún así son utilizadas.

1. Se denomina emisor a quien envía el mensaje y receptor a quien lo recibe. Si la relación entre ellos es asimétrica, es decir, que uno está por sobre otro jerárquicamente, el tipo de carta más adecuado a utilizar es la formal. Si la relación es familiar, entonces el tipo de carta utilizado puede ser el informal o familiar.

2. La extensión de una carta siempre es variable y dependerá del mensaje que desee entregar el emisor.

3. Existen cartas que pueden catalogarse como literarias. Aquellas tienen como característica el que sus emisores y receptores sean personas ligadas a las letras, tales como escritores, filósofos, pensadores, entre otros. Por lo mismo, el contenido de ellas es mucho más denso y poético.

4. En general, las cartas siguen una misma estructura. Primero, en la esquina superior derecha se escribe la fecha y el lugar de emisión. Más abajo, por el lado izquierdo se ubica el vocativo, por ejemplo, “Querido Pedro” o “Amiga mía”, etc. Luego, se escribe el contenido de la carta o cuerpo. Más abajo la firma del emisor, su despedida y, finalmente, la posdata, es decir, un mensaje final y muy breve.

¿Dónde puedo encontrar una carta?

Como dijimos anteriormente, las cartas pueden ser literarias o no literarias. Las primeras pueden encontrarse en libros en donde se presentan las conversaciones entre escritores y pensadores a través de este medio. Además, las cartas son muy utilizadas dentro de novelas. Un ejemplo de ello es la novela Drácula del escritor irlandés Bram Stoker, quien creó su libro solo en base a cartas entre los personajes de la historia.

¿Cómo hacer una carta?

A continuación aprenderás a construir tu propia carta siguiendo estos pasos. Te servirá de guía general a la hora de elaborar una carta en cualquier tipo de texto.

1. Recuerda que una carta posee un emisor y un receptor. Lógicamente, al crear una carta serás tú el emisor de ella. Sin embargo, debes tener claro cuál será tu receptor para ir creando u organizando el contenido del mensaje.

2. Cuando tengas claro quién será tu emisor, piensa en la relación que tienes con esta persona. Si es una relación familiar o amistosa, la mejor opción es escribir una carta no tan formal o familiar. En este tipo de cartas puedes incluir términos que solo ustedes puedan comprender y utilizar un lenguaje informal. No es necesario que sigas la estructura general de una carta en estos casos.

3. Si existe una diferencia jerárquica con el receptor, entonces lo recomendable es que sigas la estructura general de una carta.

4. Revisa el contenido de tu carta antes de enviarla y no olvides firmarla. De esta forma el receptor comprenderá quién es el emisor de ella.

5. Las cartas, generalmente, son guardadas en sobres ya que poseen un carácter privado. Asegúrate de hacer esto para evitar que otros lean el mensaje.