La columna de opinión: qué es y cómo escribir una.

A continuación podrás comprender cómo funciona una columna de opinión y conocerás sus características principales. Finalmente, aprenderás a escribir en tan sólo 5 pasos tu propia columna de opinión.


¿Qué es una columna de opinión?

Para que puedas comprender qué es una columna de opinión debes recordar que está presente dentro del género periodístico de opinión, por lo que es un texto no-literario (más comprometido con la realidad), pero que a pesar de eso expone las ideas personales del autor. También es conocido, dentro del texto expositivo, como discurso del comentario. Lo más importante de una columna de opinión es la subjetividad y libertad de expresión del quien emite el texto. Usualmente se puede encontrar una columna de opinión en un medio de prensa escrito o virtual, así como en blogs, revistas virtuales e incluso algunos grupos de Facebook destinados a la opinión.

Características de la columna de opinión

Para que comprendas las características de una columna de opinión, te recomendamos recordar lo siguiente:

1. Una columna de opinión es una exposición clara y directa de ideas personales de un periodista u opinante, con conocimiento o experticia sobre uno o más temas que abarca desde su subjetividad.

2. Quien emite la columna de opinión se hace cargo de su opinión. El texto está firmado con su nombre real y está abierto a que otros cuestionen, aprueben o desaprueben su opinión.

3. El columnista tiene un estilo personal que hace que sus lectores lo valoren, ya sea por su forma de entender el mundo o por los recursos narrativos que utilice en su texto.

¿Cómo hacer una columna de opinión en 5 pasos?

A continuación encontrarás una manera apropiada para construir tu propia columna de opinión. Te será útil para algún trabajo en la escuela, así como también para publicar tu opinión en algún medio virtual o en un medio de prensa escrita.

1. Lo primero que debes hacer es recordar que éste es un texto no-literario, el cual busca dar una opinión personal desde la subjetividad de quien la emite. Por esta razón, es importante que defiendas tu propia opinión, a pesar de que no necesariamente estará relacionada con la línea editorial o el pensamiento del medio donde estarás haciendo esta publicación. Por supuesto, por la misma razón es necesario que defiendas tu punto de vista y argumentes correctamente tus ideas.

2. Lo segundo es preguntarte, ¿acerca de qué quiero opinar? Debes saber previamente si te vas a remitir a algún tema contingente o si se trata de algún libro que acabas de leer. Puedes referirte a una obra de teatro, una película, en el caso de que se trate de un medio de Cultura y Espectáculos, o bien, puedes remitirte a un evento deportivo y dar tu opinión acerca de un equipo o partido que se haya realizado. Depende de tu área de interés y de si te sientes calificado para hablar de aquello. Por supuesto, también depende del medio donde estés publicando.

3. Lo tercero, igual de importante, es preguntarte ¿cuánto sé acerca de lo que opinaré? Infórmate si otros han hablado sobre este tema, o bien, si manejas la información suficiente. Siempre antes de escribir es necesario estar informado, aquello es clave sobre todo si vas a dar tu opinión. En una columna de opinión está en juego tu credibilidad y seriedad a la hora de hablar sobre un tema.

4. Lo cuarto, es construir un estilo ¿qué hace especial mi columna de opinión frente a la de otros autores? Puede que tus lectores prefieran tus columnas porque tiendes a manejar muy bien la ironía dentro de tu texto, o probablemente tu manejo del humor es intachable. Puede que tus lectores valoren tu estilo, así que es necesario que lo construyas y lo definas practicando. Mientras más personal y única sea tu forma de escribir, mejor para ti. Recuerda leer muchas columnas de opinión para ir encontrando tu estilo.

5. Por último, deja que otros lean. Si publicas en un medio virtual es posible que otros te comenten. No tomes los comentarios como algo personal, son los riesgos de emitir un documento público y es bueno que otros respondan a ello. Sólo preocúpate cuando se te critique tu falta de información acerca de un tema.