La parodia

A continuación, procederemos a explicarte qué es una parodia, los rasgos que constituyen sus principales características, dónde puedes encontrar una y cómo construir una parodia creada por ti en tan solo cinco pasos.


¿Qué es una parodia?

Una parodia es un texto que imita alguna obra, ya sea otro texto o estilo de escritura. Generalmente, esta imitación o parodia tiene carácter satírico, burlesco o grotesco. Sin embargo, no es necesario que una parodia deba burlarse del texto que está parodiando.

Una parodia, también, depende de un modelo preexistente. Es decir, que para que exista una parodia necesariamente debe existir un texto parodiado. Una parodia, además, debe conservar algunos elementos del texto que está imitando, para que así pueda ser identificado, a pesar de que muchos aspectos de él cambien.

¿Cómo es una parodia?

En la siguiente enumeración descriptiva encontrarás las principales características que están presentes en una parodia, además de un mapa conceptual que te ayudará a comprender sus rasgos más importantes.

1. En una parodia generalmente se utilizan recursos irónicos.

2. Una parodia debe conservar elementos del texto que se está imitando o parodiando.

3. Una parodia no intenta ser igual al texto que imita. Debe diferenciarse de él, pero sin perder algunos rasgos que permitan al lector poder identificar el texto que está siendo imitado.

4. Una parodia necesita de un texto que exista antes de ella, ya que en el fondo es una imitación con rasgos nuevos.

5. No es necesario que una parodia tenga carácter satírico o burlesco.

6. Recuerda que una parodia no necesariamente debe imitar un texto literario. También puede imitar un estilo narrativo, por ejemplo.

¿Dónde puedo encontrar una parodia?

Las parodias han estado presentes a lo largo de toda la historia de la literatura. Un ejemplo de ello son las comedias de Aristófanes, quien parodió la retórica, un estilo argumentativo muy utilizado en la Grecia de aquel entonces. Por otro lado, en las novelas, por ejemplo, uno de los casos más conocidos de parodia es Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, donde se parodian las novelas de caballería.

¿Cómo hacer una parodia?

A continuación aprenderás a construir tu propia parodia siguiendo estos pasos. Te servirá de guía general a la hora de elaborar una parodia en cualquier tipo de texto.

1. En primer lugar, debes recordar que al parodiar estás imitando un texto o estilo de narración. Escoge entonces algún escrito que te llame la atención y que creas que puedas imitar o parodiar.

2. Una vez escogido el texto, rescata de él los elementos más importantes que lo constituyen. Recuerda que es importante que el lector pueda comprender cuál es el texto sobre el cual se basa una parodia, es decir, cuál es el texto original. Si logras rescatar los aspectos más importantes del texto y los conservas a pesar de la nueva información que agregues, el lector podrá reconocer el texto parodiado.

3. En tercer lugar agrega nueva información y mézclala con los elementos que has rescatado según el punto anterior. Intenta armar una historia llamativa con todos los elementos, los originales y los nuevos.

4. Recuerda que puedes incluir elementos irónicos a la parodia, para darle un tono satírico o burlesco.

5. Una vez que hayas terminado tu parodia, muéstrasela a alguna persona para que la lea y comente. Pregúntale si puede identificar cuál es el texto o estilo que estás parodiando. Si es así, entonces has hecho un buen trabajo. Si no, entonces intenta destacar elementos del texto original para que sea de más fácil comprensión.