Ortografía acentual: agudas, graves, esdrújulas y sobreesdrújulas

Conoce las normas de acentuación y de uso de tilde


Conoce los conceptos fundamentales de la acentuación con ejemplos claros de cada uno de los fenómenos acentuales que te explicaremos. Verás que la ortografía no es tan difícil como parece.

Acentuación

La acentuación es un fenómeno presente en todas las palabras y consiste en la elevación del tono de voz en una de las sílabas de la palabra. Dicha elevación en el tono de voz se conoce también como una intensificación de una de las sílabas las cuales se denominan sílabas tónicas, mientras que las sílabas en las que no se eleva el tono de la voz se las llama sílabas átonas.
Si dices en voz alta la palabra “bicicleta” separándola en sus sílabas te darás cuenta que la penúltima sílaba – “cle”- se pronuncia con más intensidad que las otras. De este modo, “bi”, “ci” y “ta” son sílabas átonas, mientras que “cle” es la sílaba tónica.
En el caso de palabras monosilábicas (mono= una, silábica=sílaba, palabras de una sola sílaba) no es necesario hacer esta diferencia entre sílabas tónicas y sílabas átonas puesto que sólo poseen una sílaba. Por ejemplo, té, sol, tú, rap, sin, entre otras.
En consecuencia, todas las palabras se acentúan en alguna de sus sílabas las cuales se denominan sílaba tónica, mientras que las sílabas que no se acentúan se llaman sílabas átonas.
A continuación te presentamos algunos ejemplos en los que las sílabas en negrita corresponden a las tónicas, mientras que las otras corresponden a sílabas átonas:

Ca-sa
co-ci-na
Pre-gun-ta
Par-lan-te
Cu-chi-llo

Uso de tilde

Como ya mencionamos todas las palabras se acentúan, sin embargo no todas llevan tilde. La tilde es un signo que permite distinguir cuatro tipos de acentuación en las palabras: las agudas, las graves, las esdrújulas y las sobresdrújulas. Según las reglas que te presentaremos a continuación sabrás en qué casos corresponde poner tilde y dónde debes ponerlo. Recuerda que es importante no confundir el tilde con el acento.

Agudas

Las palabras agudas son aquellas que se acentúan en la última sílaba y llevan tilde cuando la palabra termina en N, S o en una vocal. Por ejemplo:

Ra-tón (Se acentúa en la última sílaba y lleva tilde en la vocal O puesto que termina en N)

Co-me-rás (Se acentúa en la última sílaba y lleva tilde en la vocal A ya que termina en S)

Pa-sea- (Se acentúa en la última sílaba y lleva tilde ya que termina en la vocal E)

Hay palabras agudas que no llevan tilde puesto que no termina en N, S o vocal, como por ejemplo “soledad“,”control“, “internet”, entre otras.

Graves

Son aquellas que se acentúan en la penúltima sílaba y sólo llevan tilde cuando NO terminan en N, S o vocal, es decir, la regla es inversa al tilde de las agudas. Por ejemplo:

ár-bol (Se acentúa en la penúltima sílaba y lleva tilde porque no termina en N, S o vocal, sino que finaliza con la letra L)

-vil

ál- bum

A-go-ní- a

Existen, asimismo, palabras graves que no llevan tilde, pero que se acentúan igualmente en la penúltima sílaba como “crisis”, “enchufe”, “pañuelo”, mensaje, entre otras.

Esdrújulas

Corresponden a aquellas palabras que se acentúan en la antepenúltima sílaba y en este caso SIEMPRE llevan tilde, no lo olvides. Te presentamos algunos ejemplos.

Se--fo-ro
Te--fo-no
Es-drú-ju-la
úl-ti-ma
e--me- nes

Sobreesdrújulas

Son las palabras que se acentúan en la sílaba anterior a la antepenúltima sílaba y tal como las esdrújulas llevan siempre tilde. Son palabras menos comunes que los tres tipos anteriores y suelen relacionarse con verbos con la forma de imperativos u órdenes a la segunda persona singular o plural (tú, ustedes o vosotros) que terminan con el sufijo -melo. A continuación te mostramos algunos ejemplos:

En-cién-de-me-lo
Cár-ga-me-lo
Llé-ven-me-lo
Mués-tren-me-lo

Ahora te proponemos un breve ejercicio: para cada uno de los cuatro tipos de acentuación escribe cinco palabras que lleven tilde y cinco que no lo lleven. Puede ser que al principio no se te ocurran, pero si te concentras un poco verás como muchas palabras llegan a tu mente. Atrévete.

Te invitamos a seguir aprendiendo sobre la acentuación en el próximo contenido sobre triptongos, diptongos y hiatos.