Tipos de personajes del género dramático

Conoce los tipos de personajes desarrollados a lo largo de la historia del género dramático y las características que te permitirán identificarlos.


A continuación te invitamos a conocer los distintos tipos de personajes propios del género dramático. En el teatro, al ser un género centrado en las acciones y los diálogos,  los personajes cumplen un rol fundamental, en tanto son los que representan las ideas, sentimientos y hechos que tienen lugar en la obra. Por esta razón, las características que nos permiten reconocer los distintos tipos de personajes tienen directa relación con el curso de la acción dramática, el conflicto y su desenlace.  Descubre los cinco tipos de personajes propios del género dramático que te permitirán disfrutar y comprender mejor las piezas teatrales.

Personajes principales

Los personajes principales son el núcleo de la acción dramática, es decir, sin su participación no habría conflicto, el cual es el motor que pone en funcionamiento los diálogos, actos y relaciones entre los personajes. Dentro de este tipo debes considerar tanto a los protagonistas como a los antagonistas, puesto que uno no puede existir sin el otro, en otras palabras, sin antagonista nada ni nadie podría oponerse a los objetivos del protagonista. Por ejemplo, en la obra teatral clásica “Romeo y Julieta”, ambos jóvenes son los protagonistas y sus respectivos padres, cuyas familias se odian desde tiempos remotos, son los antagonistas en tanto representan un obstáculo a la unión de los amantes. Si no conoces la obra, te invitamos leerla o revisar alguna de las diversas versiones cinematográficas.

Personajes secundarios

Los personajes secundarios se llaman así por tener una relación menos directa en el desarrollo del conflicto, es decir, si bien no son esenciales -se podría prescindir de ellos y el conflicto seguiría existiendo- participan en el desarrollo de la acción ayudando a los objetivos del protagonista, apoyando a los obstáculos que pone el antagonista o aportando información relevante sobre el ambiente social y humano en el que la obra se desarrolla (valores, ideas y sentimientos que se representan en la obra). Por ejemplo, en la misma obra “Romeo y Julieta” encontramos a la nodriza de Julieta, quien la encubre y ayuda para que pueda reunirse con su amado.

Personajes incidentales o episódicos

Como su nombre lo indica, estos personajes participan en episodios específicos, generalmente no aparecen más de dos veces y pueden perfectamente desaparecer de la acción sin que ello implique la alteración del conflicto entre el protagonista y su antagonista. En ocasiones, estos personajes pueden aparecer como un accesorio o un anécdota dentro de la historia que permite disminuir momentos tensos, también conocidos como clímax y así permitir que el espectador se relaje y distienda.

Personajes alegóricos

La alegoría es una figura retórica que representa a través de un personaje una idea o entidad abstracta. De este modo, un personaje alegórico es aquel que con su participación no pretende representar a un tipo humano, sino darle cuerpo e imagen a aquello que no lo tiene. Un ejemplo de este tipo de personaje es cuando en alguna obra, relatos populares e incluso en ciertas películas, se representa a la muerte como una persona con un manto negro y una guadaña.

personajealegórico_figura1

Personaje colectivo

Es muy común en las obras de teatro la aparición de ciertos personajes que si bien son individuos, su principal función es representar a un grupo humano cuyas características generales el personaje colectivo encarnaría. Por ejemplo, un personaje anónimo puede en una obra encarnar a todo su  pueblo mostrando sus costumbres, formas de hablar, oficios, prácticas culturales, creencias, etc. En la obra “Gas” de Georg Kaiser, podrás encontrar un ejemplo de este tipo de personajes.

personajecolectivo_figura2