Cáncer de intestino delgado

Te invitamos a conocer las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del cáncer al intestino. Una enfermedad que posee cinco subtipos, cada uno de ellos, con diverso pronóstico.

El cáncer al intestino delgado

El intestino delgado, es el encargado de llevar los desechos de nuestros cuerpo, hacia el intestino grueso; una vez que el estómago ha procesado los alimentos que hemos ingerido. Por lo general, los tumores, surgen al inicio de este órgano, específicamente, en la unión con el estómago; generando obstrucciones que dificultan la alimentación y la excreción. Existen los siguientes tipos de cáncer al intestino delgado:

  1. Adenocarcinoma.
  2. Sarcoma.
  3. Tumor carcinoide.
  4. Tumor del estroma gestrointestinal.
  5. Linfoma.

Los pacientes que poseen esta enfermedad, tienen diferentes opciones de mejora, dependiendo la posibilidad de sobrevivencia, de los siguientes factores:

  1. El tipo de cáncer de intestino que la persona posee.
  2. Si el tumor se encuentra solo en la parte interna del intestino o si también está presente en sus paredes externas y otros órganos aledaños.
  3. Si se logró eliminar el cáncer por completo, mediante una cirugía.
  4. Si el cáncer se encuentra presente en otras áreas del cuerpo, lejanas del lugar que originó el problema, tales como ganglios linfáticos, hígado o peritoneo.
  5. Si el cáncer ha regresado, luego de haber sido eliminado, en un tiempo pretérito.

Síntomas del cáncer al intestino delgado

  1. Sensación de satisfacción, tras comer alimentos en cantidades mínimas.
  2. Dolor y calambres de estómago, sin causa aparente y ubicado, en el  medio del abdomen.
  3. Naúseas.
  4. Vómitos; los que pueden ser con sangre o sin ella y se devuelven los alimentos sólidos, sin digerir.
  5. Escaso apetito.
  6. Falta de ánimo.
  7. Pérdida súbita y significativa, de peso.
  8. Hinchazón en el área afectada.
  9. Presencia de una bola en el abdomen.
  10. Heces con sangre.

Diagnóstico del cáncer al intestino delgado

El diagnóstico de este tipo de cáncer se realiza de la siguiente forma:

  1. Entrevista al paciente, a fin de conocer los síntomas que presenta y algunos datos personales, que puedan resultar de relevancia.
  2. Examen físico, que consta de revisión y análisis del área afectada. Esto, con el objetivo de observar, alguna anormalidad. En este examen, el médico, tocará el estómago,  para ver si ha crecido o existe presencia de líquido. Además, palpará los ganglios para identificar la presencia de alguna reacción corporal, ante la existencia de un elemento extraño.
  3. Endoscopia con cápsula: El paciente traga una cápsula, que contiene una cámara. Esta, viaja por todo el sistema digestivo y al llegar al intestino delgado, es capaz de enviar imágenes sobre su interior.
  4. Endoscopia de doble balón: Se ingresan dos tubos, unidos entre sí, por vía rectal, los que el llegar al intestino, tienen la capacidad de inflarse y creando un espacio que permite enviar imágenes detalladas sobre el interior del órgano afectado por el cáncer.
  5. Laparotomía: Consiste en realizar un corte en el abdomen, en busca de una muestra del tejido canceroso, a fin de realizar una biopsia del mismo y así, descubrir si se está ante la presencia de tumores malignos o benignos.
  6. Serie GI superior conseguimiento del intestino delgado: El paciente ingiere bario, y este medio de contraste, permite descubrir tumores desde el esófago, hasta el intestino delgado.
  7. Biopsia: Se realiza una biopsia, luego de extraer una muestra del tejido, que se observa dañado. Para ello, se ejecuta una operación, en la que se extrae un trozo del tumor.
  8. Muestra de sangre: Este examen dará una idea al médico, acerca de si hay presencia de cáncer en otras regiones del cuerpo, debido a la presencia de mayor cantidad de glóbulos blancos.
  9. Examen en el hígado: Si se advierte una proporción desmedida de las sustancias que este órgano libera, se puede sospechar de cáncer de intestino delgado.

Tratamiento del cáncer al intestino delgado

Dentro del tratamiento, en la búsqueda de sanar esta enfermedad, se encuentran, los siguientes pasos:

1. Extirpar el tumor o el área afectada.

2. Aplicar radioterapia.

3. Aplicar quimioterapia.

Cáncer de estómago

Te invitamos a conocer las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del cáncer al estómago. Un tipo de enfermedad, que se produce preferentemente, en hombres mayores de 55 años. 

El cáncer de estómago

Este cáncer, también denominado, gástrico, ocurre en el estómago, órgano encargado de digerir los alimentos, mediante la liberación de jugos gástricos; para luego, enviarlos hacia el intestino delgado, donde prosigue el proceso. Cuando las células de las paredes del estómago se reproducen en exceso, generan un tumor. Si el tumor es maligno, estaremos en presencia de esta temida enfermedad y puede ramificarse, hacia otros órganos como el intestino, los ganglios, los ovarios y el hígado; entre otros. Este cáncer es del tipo llamado adenocarcinoma.

Factores de riesgo

Entre los factores que pueden producir cáncer de estómago, tenemos los siguientes:

  1. Edad y sexo: Esta enfermedad ataca a hombres mayores de 55 años.
  2. Bacteria H Pylori: Esta bacteria genera úlceras en el estómago y cáncer, a largo plazo. Se trata con antibióticos, y se puede evitar se desarrollo en los parientes cercanos del enfermo, pues es altamente hereditaria.
  3. Etnia: Este tipo de cáncer ocurre en mayor cantidad, en personas hispanas, asiáticas y de raza negra.
  4. Obesidad y alimentación con consumo excesivo de sal.
  5. Consumo de alcohol y tabaco.
  6. Falta de vitamina B12.

Síntomas del cáncer de estómago

  1. Anemia.
  2. Sensación de satisfacción, tras comer alimentos en cantidades mínimas.
  3. Dolor de estómago, sin causa aparente y ubicado, sobre el ombligo.
  4. Naúseas.
  5. Vómitos; los que pueden ser con sangre o sin ella y se devuelven los alimentos sólidos, sin digerir.
  6. Escaso apetito.
  7. Falta de ánimo.
  8. Pérdida súbita y significativa, de peso.
  9. Hinchazón en el área afectada.
  10. Presencia de líquido en el estómago.
  11. Diarrrea.
  12. Acidez.
  13. Heces con sangre.

Diagnóstico del cáncer de estómago

El diagnóstico de este tipo de cáncer se realiza de la siguiente forma:

  1. Entrevista al paciente, a fin de conocer los síntomas que presenta y algunos datos personales, que puedan resultar de relevancia.
  2. Examen físico, que consta de revisión y análisis del área afectada. Esto, con el objetivo de observar, alguna anormalidad. En este examen, el médico, tocará el estómago,  para ver si ha crecido o existe presencia de líquido. Además, palpará los ganglios para identificar la presencia de alguna reacción corporal, ante la existencia de un elemento extraño.
  3. Endoscopía: Consiste en la inserción de un tubo flexible, que posee una cámara en su interior y que es introducida por la boca, hasta llegar al estómago. Esto, con la finalidad, de encontrar un tumor. Esta acción, se lleva a cabo, con el paciente adormecido, mediante la inyección de anestesia general.
  4. Ecografía abdominal: Permite ubicar tumores, presentes en el estomago, a causa de esta enfermedad y además, distinguir entre tipos de tumores.
  5. Biopsia: Se realiza una biopsia, luego de extraer una muestra del tejido, que se observa dañado. Para ello, se ejecuta una operación, en la que se extrae un trozo del tumor.
  6. Ultrasonido endoscópico: Consiste en la utilización de un gastroscopio, un tubo que tiene una sonda de ultrasonido, que va creando imágenes, de las paredes del estómago, permitiendo observar su interior y descubrir alguna anormalidad.
  7. Radiografía: Se realiza una radiografía, aplicando un medio de contraste intravenoso, a fin de observar más en detalle, el estado de avance del cáncer.
  8. Tomografía:  Las tomografías, son más esclarecedoras que las radiografías, por lo que también, se aplicará una al paciente, a fin de observar si existen más tumores en el estómago o en órganos aledaños.
  9. Muestra de sangre: Este examen dará una idea al médico, acerca de si hay presencia de cáncer en otras regiones del cuerpo, debido a la presencia de mayor cantidad de glóbulos blancos.
  10. Ingestión de bario: El paciente bebe bario y este recubre las paredes del estómago y del esófago, dejando al descubierto los tumores, pues no se impregnan de esta sustancia.

Tratamiento del cáncer de estómago

Dentro del tratamiento, en la búsqueda de sanar esta enfermedad, se encuentran, los siguientes pasos:

1. Extirpar el tumor o el área afectada.

2. Aplicar radioterapia.

3. Aplicar quimioterapia.

Leucemia

Te invitamos a conocer las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento de la leucemia. Un tipo de cáncer que ataca a la sangre, y que impide el funcionamiento normal de los órganos de nuestro cuerpo.

La leucemia

Esta enfermedad es de tipo hematológico, es decir, surge en la sangre, debido a una producción anormal de glóbulos blancos, enviados desde la médula ósea, hacia todo nuestro organismo. A causa de la leucemia se inhibe la producción de glóbulos rojos y además, dejan de generarse glóbulos blancos sanos; por lo que finalmente, todo el torrente sanguíneo, transporta solo, estas células cancerígenas.

Tipos de leucemia:

Existen dos tipos de leucemia:

  1. Leucemia aguda: Ocurre principalmente en niños, y su característica principal, es la generación rápida y desmedida de los glóbulos enfermos e inmaduros,  dañando las funciones de los órganos. Los síntomas se presentan tempranamente, por lo que es más fácil su detección.
  2. Leucemia crónica: Este tipo de leucemia se presenta mayormente en adultos, y su rasgo principal es la generación de glóbulos blancos maduros, pero anormales. El problema, es que al producirse glóbulos maduros, el organismo puede continuar con sus funciones, sin asumir el daño, hasta que la enfermedad está muy avanzada. Por este motivo, es difícil de detectar.

Síntomas de la Leucemia

Dentro de los síntomas que revelan la presencia de este tipo de cáncer, tenemos, los siguientes:

Diagnóstico de la Leucemia

El diagnóstico de este tipo de cáncer se realiza de la siguiente forma:

  1. Biopsia: Se extrae una muestra de un ganglio linfático, a fin de conocer la producción de glóbulos blancos.
  2. Examen de sangre: Se realizan de forma continua y se ejecuta un conteo de glóbulos blancos y rojos. Si los glóbulos blancos se encuentran muy aumentados y los rojos; altamente disminuidos, se descubre la patología.
  3. Radiografía: para observar si hay daño en hígado y riñones.
  4. Resonancia magnética: Para descubrir si se ha producido daño en los huesos, a causa de la enfermedad.
  5. Escáner: Para descubrir si se ha producido daño a nivel cerebral, a causa de la leucemia.
  6. Mielograma: Es una radiografía de la médula ósea, que se lleva a cabo, luego de la inyección de un medio de contraste, que permita el análisis cabal del interior de este órgano.

Tratamiento de la Leucemia

Dentro del tratamiento, en la búsqueda de sanar esta enfermedad, se encuentran, los siguientes pasos:

1. Aplicar radioterapia.

2. Realización de Trasplante de médula ósea: Esta acción consiste es destruir la médula ósea del paciente, mediante radioterapia. Esto se lleva a cabo, debido a que se encuentra dañada y produce, glóbulos blancos anormales, generando así, la leucemia. Este trasplante, puede ser, mediante el uso de células madre provenientes del cordón umbilical del paciente y que ha sido almacenado en un banco para estos fines, al nacer; o, a través de la inserción de un trozo de médula de alguien compatible, generalmente, un familiar directo.  Esta acción es altamente compleja, pues puede conllevar el rechazo del nuevo órgano o, problemas graves al pulmón o a la cognición del enfermo.

3. Aplicar quimioterapia.

4. Ingestión de medicamentos para controlar náuseas, las que son producto de la quimioterapia.

5. Transfusiones de sangre: Para repoblar la sangre con células sanas.

6. Aislamiento del paciente: Debido a la falta de inmunidad, se aísla al paciente, a fin de evitar que contraiga infecciones o virus del ambiente; tales como un resfrío.

7. Inmunoterapia: Consiste en realizar procedimientos medicinales, que permitan aumentar la fuerza y el funcionamiento de las defensas del paciente; mejorando así, su calidad de vida.

Cáncer de Hígado

Te invitamos a conocer las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del cáncer de hígado. Un tipo de enfermedad, que se disemina con facilidad, en nuestro organismo.

El cáncer de hígado

Este tipo de cáncer se origina cuando células cancerígenas, invaden el hígado, dañando su funcionamiento y pudiendo, llegar a otras partes del cuerpo. El hígado, es el órgano interior, más grande de nuestro cuerpo. Posee una forma piramidal, compuesta por dos lóbulos. Se ubica, precisamente, bajo las costillas; precisamente, en las del lado derecho.

Síntomas del cáncer de hígado

Dentro de los síntomas que rebelan la presencia de este tipo de cáncer, tenemos, los siguientes:

  1. Ictericia: Es una enfermedad provocada a causa de una producción excesiva de bilis, la que, al no poder ser sintetizada correctamente, provoca un color amarillo en la piel y en los ojos; además, de un color más oscuro en la orina.
  2. Sensación de satisfacción, tras comer alimentos en cantidades mínimas.
  3. Dolor de estómago, sin causa aparente.
  4. Nauseas.
  5. Vómitos.
  6. Sentir inflamación debajo de las costillas del lado derecho del cuerpo; lo que corresponde al hígado.
  7. Sentir inflamación debajo de las costillas, del lado izquierdo del cuerpo; lo que corresponde al bazo.
  8. Pérdida de peso; abrupta y significativa.
  9. Picazón del área afectada.
  10. Aumento en los niveles de calcio, glóbulos rojos y colesterol; presentes en la sangre.
  11. Disminución de glucosa en la sangre, lo que se denomina: hipoglucemia.
  12. Ascitis: Que consiste en la acumulación de líquido en el estómago.

Diagnóstico del cáncer de hígado

El diagnóstico de este tipo de cáncer se realiza de la siguiente forma:

  1. Entrevista al paciente, a fin de conocer los síntomas que presenta y algunos datos personales, que puedan resultar de relevancia.
  2. Examen físico, que consta de revisión y análisis del área afectada. Esto, con el objetivo de observar, alguna anormalidad. En este examen, el médico, tocará el hígado,  para ver si ha crecido o existe presencia de líquido. Además, palpará los ganglios para identificar la presencia de alguna reacción corporal, ante la existencia de un elemento extraño.
  3. Laparoscopía: Consiste en la inserción de un tubo flexible, que posee una cámara en su interior y que es introducida por la boca, hasta llegar la hígado. Esto, con la finalidad, de encontrar un tumor. Esta acción, se lleva a cabo, con el paciente adormecido, mediante la inyección de anestesia general.
  4. Angiografía: Es un examen en el que se analizan y observan los vasos sanguíneos, en busca de alguna anormalidad que permita sospechar de cáncer de hígado.
  5. Ecografía abdominal: Permite ubicar tumores, problemas en el hígado, a causa de esta enfermedad y además, distinguir entre tipos de tumores.
  6. Biopsia: Se realiza una biopsia, luego de extraer una muestra del tejido, que se observa dañado. Para ello, se ejecuta una operación, en la que se extrae un trozo del tumor.
  7. Biopsia con aguja: Consiste en insertar una aguja, a través del estómago, llegando hasta el hígado. Una vez, se ha ubicado, el médico, en este sector procede a raspar el tumor existente, para realizar una biopsia de la muestra.
  8. Radiografía: Se realiza una radiografía, aplicando un medio de contraste intravenoso, a fin de observar más en detalle, el estado de avance del cáncer.
  9. Tomografía:  Las tomografías, son más esclarecedoras que las radiografías, por lo que también, se aplicará una al paciente.
  10. Muestra de sangre: Este examen dará una idea al médico, acerca de si hay presencia de cáncer en otras regiones del cuerpo, debido a la presencia de mayor cantidad de glóbulos blancos.

Tratamiento del cáncer de hígado

Dentro del tratamiento, en la búsqueda de sanar esta enfermedad, se encuentran, los siguientes pasos:

1. Extirpar el tumor o el área afectada.

2. Aplicar radioterapia.

3. Aplicar quimioterapia.

Cáncer de páncreas

Te invitamos a conocer las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del cáncer al páncreas. Una enfermedad, que no presenta síntomas en su etapa inicial. 

El cáncer de páncreas

El páncreas es un órgano que ayuda a que el intestino delgado pueda digerir los alimentos que consumimos. Esto ocurre, gracias a que posee dos tipos de células: las exocrinas y las neuroendocrinas, que liberan glucosa y por ende, participan en la síntesis de azúcar que transporta la sangre.

El cáncer en las células exocrinas tiene un mal pronóstico, ya que los tratamientos existentes, no logran terminar con este padecimiento. En cambio, los neuroendocrinos, logran ser exterminados.

Síntomas del Cáncer de páncreas

Esta enfermedad es llamada, a menudo, la enfermedad silenciosa, pues no presenta síntomas en sus primeras fases. Cuando el cáncer ya se encuentra avanzado, concurren los siguientes síntomas:

  1. Ictericia: Sucede, cuando el conducto biliar se encuentra tapado, a causa de un tumor, en el páncreas, provocando una producción excesiva de bilis, la que, al no poder ser sintetizada correctamente, provoca un color amarillo en la piel y en los ojos; además, de un color más oscuro en la orina.
  2. Cambio de color en las heces; debido al aumento de bilis.
  3. Dolor de estómago, sin causa aparente.
  4. Dolor de espalda, sin causa aparente.
  5. Pérdida de peso; abrupta y significativa.
  6. Ascitis: Que consiste en la acumulación de líquido en el estómago.
  7. Depresión.
  8. Coágulos de sangre en las piernas.

Diagnóstico del cáncer de páncreas

El diagnóstico de este tipo de cáncer se realiza de la siguiente forma:

  1. Entrevista al paciente, a fin de conocer los síntomas que presenta y algunos datos personales, que puedan resultar de relevancia.
  2. Examen físico, que consta de revisión y análisis del área afectada. Esto, con el objetivo de observar, alguna anormalidad. En este examen, el médico, tocará el estómago y el hígado,  para ver si han crecido o existe presencia de líquido. Además, palpará los ganglios que se encuentran cerca de las clavículas, pues se ven afectados cuando falla el páncreas.
  3. Realización de una colangiopancreatografía: Esta consiste en una tomografía, que obtiene muestras del páncreas y de los conductos biliares.
  4. Angiografia: Es un examen en el que se analizan y observan los vasos sanguíneos, en busca de alguna anormalidad que permita sospechar de cáncer de páncreas.
  5. Ecografía abdominal: Permite ubicar tumores, problemas en el hígado, a causa de esta enfermedad y además, distinguir entre tipos de tumores.
  6. Colangiopancretografía retrógrada: Consiste en realizar una endoscopia, es decir, insertar un tubo flexible con una cámara, que permite observar el aparato digestivo, en busca de anormalidades en el páncreas. Este procedimiento se realiza con el paciente adormecido, mediante anestesia general. Se inyecta contraste, a fin de observar las paredes del páncreas y del conducto biliar, en búsqueda de un tumor que este, obstruyendo el funcionamiento de dichos órganos.
  7. Biopsia: Se realiza una biopsia, luego de extraer una muestra del tejido, que se observa dañado. Para ello, se ejecuta una operación, en la que se extrae un trozo del tumor.
  8. Radiografía: Se realiza una radiografía, aplicando un medio de contraste intravenoso, a fin de observar más en detalle, el estado de avance del cáncer.
  9. Tomografía:  Las tomografías, son más esclarecedoras que las radiografías, por lo que también, se aplicará una al paciente.
  10. Resonancia magnética: Se realizará para tener una visión transversal del cerebro y la médula espinal. Esta acción, se lleva a cabo, cuando el médico sospecha de la existencia de un cáncer testicular ramificado hacia otras zonas del cuerpo. Generalmente, cuando esto ocurre, se disemina hacia el cerebro y la médula.
  11. Muestra de sangre: Este examen dará una idea al médico, acerca de si hay presencia de cáncer en otras regiones del cuerpo, debido a la presencia de mayor cantidad de glóbulos blancos.

Tratamiento del cáncer de páncreas

Dentro del tratamiento, en la búsqueda de sanar esta enfermedad, se encuentran, los siguientes pasos:

1. Extirpar el tumor o el área afectada.

2. Aplicar radioterapia.

3. Aplicar quimioterapia.

Cáncer a los huesos

Te invitamos a conocer las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del cáncer a los huesos. Un tipo de enfermedad, que no se produce de forma frecuente, pero que se disemina muy rápidamente.

El cáncer a los huesos

Este tipo de cáncer ocurre cuando el tejido de un hueso, se ve destruido, a causa de la presencia de un tumor, que lo va apretando, ocasionándole quiebres. Cuando el cáncer óseo, no se ramifica, es decir, no aparece en otros huesos u órganos, como el pulmón o los senos; se denomina: “Cáncer de huesos, primario”; pero si, se disemina, hacia otras áreas, es llamado: “Cáncer metastásico”. Entre las causas que lo originan, encontramos las que se enumeran, a continuación:

Tipos de Cáncer primario

Los tipos de cáncer de hueso, son los siguientes:

  1. Osteosarcoma: Se presenta en el húmero y en la rodilla. Invade el llamado: tejido osteoide. Tiene mayor prevalencia entre los 10 y los 19 años.
  2. Condrosarcoma: Se presenta, frecuentemente, en las piernas, la pelvis y en los hombros. Sucede que un tumor, invade a los cartílagos de los huesos. Estos, son los encargados de separar unos huesos de otros, con la finalidad, de amortiguar, y evitar el roce directo entre ellos. Tiene mayor prevalencia, en personas mayores de 45 años.
  3. Sarcomas provenientes de la familia de la enfermedad de Ewing: Proviene del Sarcoma de Ewing, y ataca a las piernas, brazos, pelvis y la columna vertebral. Tiene mayor prevalencia en niños y jóvenes, hasta los 19 años.

Síntomas del cáncer a los huesos

Dentro de los síntomas que rebelan la presencia de este tipo de cáncer, tenemos, los siguientes:

  1. Dolor en el hueso afectado. Todo comienza con un dolor irregular, pero con el paso del tiempo, se intensifica y se vuelve una constante, en la vida del paciente. Esto aumenta, cuando el afectado, realiza movimiento o ejercicios con el hueso enfermo.
  2. Inflamación: Se siente una masa, en el sector afectado.
  3. Fractura del hueso afectado.
  4. Pérdida de peso, sin una causa aparente y de una forma abrupta.
  5. Fatiga constante.
  6. Sensación de adormecimiento y sensibilidad del hueso afectado.

Diagnóstico del cáncer a los huesos

El diagnóstico de este tipo de cáncer se realiza de la siguiente forma:

  1. Entrevista al paciente, a fin de conocer los síntomas que presenta y algunos datos personales, que puedan resultar de relevancia.
  2. Examen físico, que consta de revisión y análisis del área afectada. Esto, con el objetivo de observar, alguna anormalidad. En este examen, el médico, tocará el hueso afectado, a fin de encontrar algún tumor y palpará los ganglios, a fin de descubrir si el organismo está luchando contra algún agente extraño.
  3. Realización de una gammagrafía ósea: Esta consiste en una radiografía, que permite observar los huesos, gracias a la intervención de un medio de contraste.
  4. Angiograma: Consiste en observar los vasos sanguíneos, mediante la inyección de un medio de constraste.
  5. Biopsia: Se realiza una biopsia, luego de extraer una muestra del tejido, que se observa dañado. Para ello, se ejecuta una operación, en la que se extrae un trozo del tumor.
  6. Tomografía:  Las tomografías, son más esclarecedoras que las radiografías, por lo que también, se aplicará una al paciente.
  7. Muestra de sangre: Este examen dará una idea al médico, acerca de si hay presencia de cáncer en otras regiones del cuerpo, debido a la presencia de mayor cantidad de glóbulos blancos.

Tratamiento del cáncer

Dentro del tratamiento, en la búsqueda de sanar esta enfermedad, se encuentran, los siguientes pasos:

1. Extirpar el tumor o el área afectada.

2. Aplicar radioterapia.

3. Aplicar quimioterapia.

Cáncer de testículo

Te invitamos a conocer las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del cáncer testicular. Un tipo de enfermedad, que ataca a personas entre los 15 y los 34, preferentemente.

El cáncer de testículo

El testículo es el encargado de la producción de semen, fluido que permite la reproducción de las especies, pues genera semen y la hormona, llamada testosterona, encargada de las características masculinas. Cuando hablamos de testículos, nos referimos a las dos glándulas que se encuentran dentro del escroto, una especie de bolsa que se encuentra bajo, el pene. Estas glándulas Se produce un cáncer en esta zona, cuando surge un tumor, o varios de ellos, en sus tejidos. El cáncer testicular del tipo no seminoma, es muy agresivo; no sucediendo así, con el de la clase, denominada: seminoma.

El pronóstico del cáncer de testículo, siempre es alentador, aunque la enfermedad, se encuentre muy avanzada, al momento de ser diagnosticada.

Síntomas del Cáncer de testículo

Dentro de los síntomas que rebelan la presencia de este tipo de cáncer, tenemos, los siguientes:

Diagnóstico del cáncer

El diagnóstico de este tipo de cáncer se realiza de la siguiente forma:

Tratamiento del cáncer

Dentro del tratamiento, en la búsqueda de sanar esta enfermedad, se encuentran, los siguientes pasos:

1. Extirpar el tumor o el área afectada.

2. Aplicar radioterapia.

3. Aplicar quimioterapia.

Cáncer de testículo y reproducción

Si una persona se encuentra con este tipo de cáncer, siempre se le aconseja, dejar muestras de sus espermios, en lo que se denomina: un banco de semen; de esta forma, puede tener hijos, cuando lo desee; ya que el gran problema del tratamiento de esta enfermedad, es que causa esterilidad en quienes lo reciben.

Cáncer de próstata

Te invitamos a conocer las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del cáncer de próstata. Un tipo de enfermedad, que ataca a los hombres; generalmente, en edad madura.

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es una de las enfermedades más comunes, que atacan al género masculino. Este órgano se encuentra debajo de la vejiga, específicamente, frente al recto. Tiene como función llevar el semen y la orina, hacia la uretra; conducto por el cual, salen hacia el exterior. Tiene el tamaño de una nuez y posee una glándula encargada de cooperar en la formación de semen; fluido encargado de la reproducción y fecundación.

La próstata desarrolla un tipo de cáncer, denominado: “adenocarcinoma”, pues se produce en partes del cuerpo, encargadas de generar fluidos y mucocidades.

El cáncer a la próstata comienza de manera, muy lenta y sin ser percibida por el paciente. Por este motivo, si una persona posee más de 65 años, es importante que se realice un chequeo constante de esta zona. Cabe destacar, que descubierta a tiempo, esta enfermedad, puede superarse.

Síntomas del Cáncer de próstata

El cáncer a la próstata no tiene síntomas específicos. Solamente, y cuando ya está más avanzado, se presentan deseos de orinar de manera frecuente; acompañado de una baja en la cantidad de orina expulsada. Además, de estos síntomas, tenemos los siguientes:

Diagnóstico del cáncer de próstata

El diagnóstico de este tipo de cáncer se realiza de la siguiente forma:

  1. Entrevista al paciente, a fin de conocer los síntomas del paciente y algunos datos personales, que puedan resultar de relevancia.
  2. Examen físico, que consta de revisión y análisis del área afectada. Esto, con el objetivo de observar, alguna anormalidad.
  3. Examen del recto: El médico introduce su dedo en el ano del paciente y procede a tocar la próstata. El objetivo de esta acción, es encontrar algún posible tumor.
  4. Prueba del antígeno prostático específico. (APE): Este examen consiste en la toma de un examen de sangre. Este examen, señalará si el paciente posee un aumento de este antígeno. En caso de ser así, entonces se puede estar en presencia de esta enfermedad.
  5. Ecografía transrectal: Consiste en insertar en al ano, un elemento del tamaño de un dedo, a fin de poder observar, debido a la acción del ultrasonido, la existencia de tejidos dañados.
  6. Biopsia transrectal: En el mismo momento en que se está ejecutando la ecografía transrectal; el médico, toma una muestra celular del tejido, ubicado en un área sospechosa y con una aguja, raspa el lugar, a fin de obtener una muestra de las células.
  7. Exploración ósea: Consiste en  inyectar un medio de contraste por vía intravenosa al paciente y luego, a través de un scáner, visualizar, si en los huesos de la pelvis, existen células cancerosas.

Tratamiento del cáncer

Dentro del tratamiento, en la búsqueda de sanar esta enfermedad, se encuentran, los siguientes pasos:

1. Extirpar el tumor o el área afectada.

2. Aplicar radioterapia.

3. Aplicar quimioterapia.

Cabe destacar, que el éxito de este tratamiento, depende de la edad del paciente; el grado de avance de su enfermedad y si el cáncer es la primera vez que ocurre, o si se ha producido por segunda vez; lo que se denomina: Recidivo.

Estadios o etapas del cáncer de próstata

Existen las siguientes fases de este tipo de cáncer:

Estado I:

En este estado, no es posible reconocer el cáncer, mediante un examen físico simple. Además, se encuentran células cancerosas, en menos de la mitad de la próstata.

Estado II:

Es esta fase, tampoco se puede encontrar, mediante un examen físico inicial. Se ubica en la mitad o menos de la próstata, pero a ambos lados de este órgano.

Estado III:

En esta fase, el cáncer se encuentra en la parte externa de la próstata y también, en las vesículas seminales.

Estado IV

En esta etapa, el cáncer está presente en todos o varios de los órganos vecino a la próstata, como pelvis, vejiga o huesos.

Sarcoma de Ewing

Te invitamos a conocer las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del Sarcoma de ewing. Un tipo de cáncer óseo, de origen aún no descrito.

Sarcoma de Ewing

el sarcoma de Ewing, fue descubierto por James Ewing, en el año 1921. Se trata de un tumor que aparece  en los huesos, ya sea dentro o fuera de él. Se puede producir en piernas, manos, brazos, pies, columna vertebral o en la cabeza. Ataca principalmente a personas jóvenes y niños. Por ser un tumor o conjunto de ellos, es que se une a la familia del cáncer.

Tipos de Sarcoma de Ewing

Este tipo de cáncer, posee los siguientes estados o etapas:

1. Sarcoma localizado:

Se encuentra en un solo hueso; en sus tejidos más cercanos o, en los ganglios.

2. Sarcoma metastasico:

Sucede cuando el cáncer se ha ramificado hacia otros huesos, y tejidos de otros órganos. Por lo general, este cáncer se ramifica hacia los pulmones, la médula espinal y a otros huesos del cuerpo.

3. Sarcoma recidivante

Dicho en otras palabras, se refiere al Sarcoma de Ewing, que ha regresado, luego de haber sido aplicado un tratamiento, que ha resultado efectivo. Cuando esto sucede, el cáncer puede generarse en el mismo hueso donde empezó, anteriormente, o, en otra área diferente. En este caso, los tratamientos son: quimioterapia, radioterapia y extracción de tumores; pero en algunos casos, el cáncer es tan agresivo, que sólo se aplican técnicas paliativas, que busquen mejorar la calidad de vida del paciente.

Síntomas del Sarcoma de Ewing

Dentro de los síntomas que rebelan la presencia de este tipo de cáncer, tenemos, los siguientes:

Diagnóstico del cáncer

El diagnóstico de este tipo de cáncer se realiza de la siguiente forma:

  1. Entrevista al paciente; a fin de conocer sus síntomas y algunos datos personales, que puedan resultar relevantes.
  2. Examen físico; que consta de revisión y análisis del área afectada. Esto, con el objetivo de observar, alguna anormalidad.
  3. Resonancia magnética: A partir del trabajo con radio, se pueden observar los huesos del paciente, así como la presencia, tamaño y zonas que poseen tumores.
  4. Biopsia: Se analiza una muestra de tejido; a partir del raspado con una aguja especialmente diseñada para esto; mediante una escisión, que consiste en la extracción del tumor; o a través de una incisión; que se realiza al sacar un trozo del tumor o tejido sospechoso.
  5. Tomografía: Se inyecta al paciente o se le da a tomar, un medio de contraste, que permite visualizar de forma más detallada y completa, el estado de los huesos del paciente. Se pueden observar los huesos desde distintas ópticas y ángulos.
  6. Exploración tomográfica con uso de positrones: Esta tecnología de vanguardia, permite visualizar los tumores y tejidos cancerosos, pues el paciente ingiere glucosa, y las células dañadas, brillan más, cuando se unen a este elemento. De esta forma, se descubren los órganos comprometidos.
  7. Aspiración de la médula ósea: Se extrae líquido de la médula ósea y además, un trozo de hueso de ambas caderas; a fin de realizar una biopsia y descubrir si el cáncer se ha diseminado.
  8. Examen de sangre; a fin de realizar un conteo de glóbulos rojos y blancos; descubriendo así, la existencia de Sarcoma de Ewing. Además, una cantidad excesiva de lactohidrogenasa, es indicio de cáncer, pues las células dañadas, tienen mayor producción de este líquido.

Tratamiento del cáncer

Dentro del tratamiento, en la búsqueda de sanar esta enfermedad, se encuentran, los siguientes pasos:

1. Extirpar el tumor o el área afectada.

2. Aplicar radioterapia.

3. Aplicar quimioterapia.

Cáncer de útero

Te invitamos a conocer el cáncer de útero, una enfermedad del aparato reproductor femenino, que posee causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento.

¿Qué es el cáncer de útero?

Es un tipo de cáncer que se desarrolla en el cuello del útero, que corresponde al aparato reproductor femenino. El cuello del útero es el que comunica el interior de la vagina, convirtiéndose en canal de parto, cuando se produce la fecundación. Tiene la capacidad de alargarse para proteger al feto.

Esta enfermedad posee una antesala, llamada pre – cáncer y que consiste en la activación de las células cancerígenas o carcinomas, pero de forma tan leve, que se puede controlar y eliminar; si se descubre a tiempo. Por este motivo, es fundamental que las mujeres mayores de 30 años, realicen un chequeo periódico de esta zona de su cuerpo. Lo indicado es cada seis meses. Para ello, se realiza un procedimiento  llamado: Papanicolau y que consiste en extraer células epiteliales para luego, llevarlos al laboratorio, a fin de ejecutar una biopsia a la muestra extraída.

El tratamiento que se dé a la paciente, cuando padece de pre cáncer, variará, dependiendo del tamaño de la zona afectada, de su capacidad reproductiva, de si la mujer se encuentra en edad fértil y desea tener hijos y de su estado de salud general.

Tipos de cáncer de cuello uterino

Existen dos tipos de cáncer de cuello de útero, dependiendo de la naturaleza del tejido dañado:

1. Carcinoma de células escamosas: Este es el más frecuente, llegando al 90% de los casos.

2. Adenocarcinoma: Este tipo cubre el 20% de las personas, que padecen esta enfermedad.

Factores que causantes del cáncer de cuello de útero

Entre los factores que aumentan la posibilidad de adquirir esta enfermedad, tenemos los siguientes:

Síntomas

Los síntomas de esta enfermedad, son las siguientes:

Diagnóstico

El diagnóstico del cáncer del cuello del útero, consiste en:

Tratamiento

El tratamiento consiste en:

1. Extirpación del tumor o zonas afectadas, mediante una cirugía.

2. Quimioterapia.

3. Radioterapia.


Ayúdanos a mejorar nuestro sitio.

¿Qué te pareció este artículo sobre "Cáncer de útero"?

No me gusta Deja un comentario